Wikileaks, ¿una revolución? Tres voces expertas nos dan su opinión

w
Los últimos meses mucho se ha hablado de Wikileaks. Hoy, cuando aún quedan miles de cables para publicar, ¿deberíamos considerarlo un símbolo de la revolución del siglo XXI? Para tener más pistas, hemos preguntado a tres cracks en TIC: ¿es Wikileaks el inicio de una nueva era del Periodismo?

Tíscar Lara
Wikileaks supone un hito como forma de organización promovida desde movimientos sociales que han utilizado internet como plataforma de coordinación. Su valor no está tanto en el QUÉ se ha desvelado sino en el CÓMO y por QUIÉNES, desafiando todos los sistemas de seguridad institucionales al crear nuevas maneras de intercambio de información bajo la lógica de la cultura p2p.

Sin embargo, su estrategia de difusión de recurre a métodos de legitimación tradicionales al canalizar la publicación de sus datos en medios mainstream. En lugar de difundir de forma directa la información para su reutilización directa por parte de los ciudadanos, ha optado por ciertos mdc como canales privilegiados para actuar de intermediarios y aportar su propio filtrado periodístico.

Jaume Albaigès
Lo que es nuevo es la posibilidad de hacer filtraciones de forma masiva y más o menos anónima y segura y con una proyección global. En este sentido, la tarea de Wikileaks como facilitador del proceso es importante y positiva. Además, ha creado escuela. Pero encontrar información relevante entre tantos datos no es sencillo y requiere de especialistas y/o de muchos ojos voluntarios.

¿Y qué pasará cuando se lleven publicados 10.000 o 100.000 cables diplomáticos de los 250.000 que tiene en su poder Wikileaks? Quisiera pensar que al día siguiente de una revelación relevante no todo seguirá igual que el día antes y que la ciudadanía reaccionará, pero, ¿y si no es así? Si a pesar de saber ahora a ciencia cierta tantas cosas que se sospechaban nada cambia a la ciudadanía, su aportación podría ser infecunda.

Pablo Garaizar
No lo creo. Wikileaks sí que provoca cambios, pero pocos de ellos afectan al periodismo. El primero es que todas las embajadas y organizaciones gubernamentales entienden que los cables y otros medios similares no son seguros y por lo tanto dejarán de emplearlos para transmitir mensajes confidenciales. Los mdc de masas son dependientes de la publicidad y difícilmente se animen a nada que pueda dañar su relación con sus principales compradores: gobiernos y multinacionales.

Además, Wikileaks nos demuestra que quien reta al poder a cara descubierta se enfrenta a todo, desde el desprestigio público, la persecución judicial hasta la tortura y eventual muerte. La nueva era de la comunicación y el periodismo no puede depender de este tipo de mártires de la era digital.

¡Actúa!

Puedes contactar con entidades que trabajan con las nuevas tecnologías y la comunicación en tu ciudad o provincia, a través del directorio de Organizaciones de Canal Solidario.

Puedes leer otras noticias relacionadas con nuevas tecnologías publicadas en Canal Solidario.

Si no sabes por dónde empezar y quieres saber más sobre acceso a nuevas tecnologías y activismo en red, quizás te interese conocer Masticable.

————————————-
La imagen es Wikimedia Commons
Artículo publicado en Canalsolidario.org

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s