Arxius mensuals: Setembre de 2011

A la Mujer Árbol y Premio Nobel de la Paz, Wangari Maathai

thumb.large.NobelPau
La Premio Nobel de la Paz, Wangari Maathai, nos ha enseñado que el cambio es posible, si hay persistencia. La primera mujer africana en doctorarse, feminista, defensora de la paz y fundadora del Movimiento Cinturón Verde. Su muerte no nos deja indiferentes, hacemos un repaso a su historia.

En los tiempos que corren es necesario recordar a personas como la Premio Nobel de la Paz, Wangari Maathai, que falleció ayer tras su última lucha, contra un largo cáncer de huesos.

 

“Toda persona que haya logrado algo ha sido derribada varias veces. Pero todas ellas se ha levantado y ha continuado, y eso es lo que siempre he tratado de hacer.” Preciosas palabras de la activista recogidas en el web del movimiento Cinturon Verde, del que fue fundadora. Y es que Wangari Maathai nunca desistió en su intento:

 

La primera revolución, la educación
Wangari Maathai consiguió escolarizarse en una década, la de 1940, en que muy pocas niñas kenyanas iban a la escuela. Con 20 años consiguió una beca para terminar sus estudios universitarios en Estados Unidos y después en Alemania. En 1966 regresó a su país, ya independizado, pero con muchos retos por afrontar en el ámbito social. Poco después se unió a la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad de Nairobi. En 1971 se doctoró, la primera mujer en África oriental y central, y se convirtió también en la primera mujer en presidir un departamento en la universidad y en ser nombrada profesora.

 

Siete árboles en un jardín
Otra revolución, de color verde, empezó con un empeño suyo, el de plantar árboles en su jardín, y con ellos las semillas del Movimiento Cinturón Verde, que se estableció oficialmente en 1977. El Green Belt Moviment- GBM ha movilizado a cientos de miles de mujeres y hombres a plantar más de 47 millones de árboles, la rehabilitación de entornos degradados y la mejora de la calidad de vida de las personas en situación de pobreza. El GBM hoy es uno de los programas de protección ambiental más potentes de África. Todo ello hizo que Maathai se ganara el apelativo afectuoso de Mujer Árbol, Tree Woman.

 

Mujeres y hombres son iguales
Pero la científica y humanista también buscó la manera de situar a las mujeres africanas en igualdad de condiciones que los hombres y luchó por la democratización de los derechos humanos. Precisamente uno de los objetivos del Movimiento Cinturón Verde fue el de mejorar la calidad de vida de las mujeres que reforestaban bosques y “vidas”, empoderándose y recuperando así la esencia de los valores vinculados a la tierra, la comunidad y la cultura.

 

Una lucha, el de la dignidad de la mujer, que vivió en carne propia. Madre de tres hijos, en 1980 se divorció de su marido, un antiguo parlamentario, que se separó de ella con el argumento de que “era demasiado educada, con demasiado carácter y demasiado éxito para poder controlarla”.

 

No hay paz sin desarrollo sostenible
El reconocimiento internacional le llegó en 2004 cuando el Comité Noruego del Premio Nobel de la Paz retó al mundo al otorgarle el Premio Nobel, ampliando así el significado de paz al de desarrollo sostenible, a una buena administración de la tierra y a la existencia de espacios democráticos. Hoy es éste un término totalmente aceptado por la comunidad, precisamente la semana pasada celebramos el Día Internacional por la Paz con una noticia que aludía a ello. Al anunciar el premio, el jurado del Nobel dijo que la profesora Maathai “se encuentra al frente de la lucha para promover el desarrollo social, económico y cultural ecológicamente viable en Kenia y en África” y elogió el “enfoque integral” de su trabajo.

 

De los árboles a la incidencia política
Además de su enemistad con la dictadura de Kenya, con diferentes gobiernos y de sus constantes visitas a la cárcel, en 1997 Maathai intentó entrar en la política keniana al presentarse a la presidencia del país, aspiración que se frustró cuando su partido retiró su candidatura días antes de las elecciones. En 2033 ocupó el cargo de viceministra de Medio Ambiente en Kenia, dónde aplicó a escala política sus teorías de desarrollo sostenible y trabajo comunitario, pero también desarrolló programas de promoción de la educación y la salud.

 

En los últimos años la profesora Maathai desempeñó un papel cada vez más importante en los esfuerzos globales para abordar el cambio climático y, concretamente, la defensa de la protección de los bosques nativos y la inclusión de la sociedad civil en las decisiones políticas, por ello, a partir de 2005 participó reiteradamente en grupos de trabajo y organismos internacionales. Además, intensificó su lucha, poniendo en entredicho el papel de las grandes fábricas y transnacionales que deterioran el ambiente y sólo buscan beneficios.

 

Legado bibliográfico
La profesora Maathai documentó su vida, el trabajo que ha llevado a cabo, y sus ideas en cuatro librosThe Green Belt Movement: Sharing the Approach and the Experience (2003), Unbowed (2006), The challenge for Africa ( 2008) yReplenishing the Earth: Spiritual Values for Healing Ourselves and the World (2010).

 

Por todo ello, y mucho más que queda por explicar aquí, le damos las gracias y le mandamos un fuerte abrazo.

¡Actúa!

Conoce mejor el movimiento Cinturón Verde. Y contribuye a que otras personas lo conozcan reenviando esta noticia o compartiéndola en redes sociales.

En su último libro, Replenishing the Earth: Spiritual Values for Healing Ourselves and the World explora los valores que subyacen en el Movimiento del Cinturón Verde y sugiere cómo se puede aplicar en otros contextos.¿Te atreves a probarlo?

En Canalsolidario.org encontraras más noticias relacionadas con Activismo o Desarrollo sostenible.

Y si quieres poner tu granito de arena y hacer un voluntariado relacionado con medio ambiente, encuentra el tuyo en Hacesfalta.org.

¿Qué es paz para ti? Comparte tus reflexiones con nosotras en los comentarios de esta noticia o escribe la tuya.

————————————————–

En la imagen Wangari Maathai. Foto: Center for Neighborhood Technology en Flickr
Noticia publicada en Canalsolidario.org

 

 

Día Internacional de la Paz: hazla de 8 maneras diferentes

thumb.large.peace (1)
El 21 de septiembre se celebra el Día de la Paz. Este año Naciones Unidas ha escogido el lema: “Paz y democracia: haz que tu voz se oiga”. En Canalsolidario.org nos encanta que pases a la acción y te hagas escuchar. Te proponemos ocho acciones sencillas para hacer la paz a lo largo del día.

Según la Fundación Cultura y Paz, podemos definir cultura de paz como “un conjunto de valores, actitudes y comportamientos que reflejan el respeto a la vida, al ser humano y a su dignidad y que ponen en primer plano a los derechos humanos, el rechazo a la violencia en todas sus formas y la adhesión a los principios de libertad, justicia, solidaridad y tolerancia, así como la comprensión entre los pueblos, los colectivos y las personas”.

 

A partir de esta definición, y teniendo en cuenta que este año el lema del Día Internacional de la Paz es haz que tu voz se oiga, te damos ocho ideas de acuerdo con esta concepción para que no tengas excusas para hacer la paz a lo largo del día de hoy:

 

1.- Cultura de paz a través de la educación: si trabajas en el ámbito de la educación, ya sea en un colegio o en un dentro de educación extraescolar (asociaciones juveniles, agrupamientos, centros cívicos, etc.), consulta alguna ficha didáctica sobre como trabajar la paz en el aula y aplícala. Verás que son divertidas y que permiten profundizar en conceptos como el diálogo, la diversidad, la empatía o la aceptación. Si eres madre, padre, tío, tía… explica al pequeño o a la pequeña de casa qué significa el término paz y pídele después que haga un dibujo o alguna creación artística.

 

2.- Desarrollo económico, social y personal sostenible: No vayas a comprar al supermercado, compra en la tienda de tu barrio, la que está en la esquina. No saques dinero del banco, en la medida que puedas. Comienza tu revolución interior: regálate un libro para inspirarte, puedes ir a la biblioteca y escoger uno. Aquí tienes los 50 libros que hay que conocer sobre la cultura de paz.

 

3.- Respeto de todos los derechos humanos: En los últimos años, el aumento de la diversidad sociocultural en muchos pueblos y ciudades ha generado un aumento en la creación de rumores y estereotipos que derivan, en la mayoría de los casos, en prejuicios y actitudes discriminatorias. Puedes consultar el manual para combatir rumores y estereotipos sobre la diversidad cultural en Barcelona. Y ponerlo en práctica: si ves una actitud racista, denúnciala y explica con paciencia a la persona que la haya tenido que todos y todas somos iguales.

 

4.- Igualdad entre mujer y hombre: Utiliza lenguaje inclusivo, puedes consultar esta guía rápida para lenguaje no sexista. Haz un paréntesis, hoy no veas ninguna serie de televisión que muestre el ideal de amor vinculado a sufrimiento y la eterna lucha entre mujeres, y recuerda que todas podemos hacer algo para evitar una futura situación donde se dé la violencia machista. También puedes conocer la última campaña contra la violencia de género del Ministerio de Igualdad: No te saltes las señales, escoge vivir. Y explicarnos cuál es tu opinión…

 

5.- Participa de la democracia: como ciudadano o ciudadana tienes derecho a participar en la toma de decisiones políticas en el país, hazlo. En las próximas elecciones generales los partidos extra-parlamentarios tienen que obtener el aval del 0,1 por ciento de los ciudadanos y ciudadanas censados en cada provincia para poder presentarse. Si crees que alguno de ellos es el tuyo, ¡aválalo!. También puedes ciberactuar con Amnistía Internacional y pedir a los partidos políticos que incorporen los derechos humanos en sus programas electorales.

 

6.- Comprensión, tolerancia y solidaridad: llama a tu abuela para desearle un buen día, ayuda a tu vecina de escalera a llevar las bolsas, recicla, mira una película extranjera, sonríe, etc… ¡Ponle tanta imaginación como quieras! Hoy también se celebra el Día Internacional de la Lucha contra el Alzheimer, infórmate. Y si te supone un esfuerzo escuchar a los demás, hoy esfuérzate, muérdete la lengua y deja hablar aunque tu opinión sea otra, y después expón tu opinión con tranquilidad.

 

7.- Comunicación participativa y libre circulación de información y conocimientos: si estamos bien informadas somos menos manipulables, somos más fuertes y podemos denunciar con más contundencia. Exprésate, da tu opinión, contrasta, ¡pero infórmate también! Utiliza medios de comunicación plurales y busca los diferentes prismas de una misma realidad. También puedes echar una ojeada al blog Cicomunica, un espacio para compartir reflexiones, experiencias y análisis sobre el potencial transformador de la comunicación y para debatir cómo la comunicación de los mass media y de las organizaciones sociales está favoreciendo, o no, la formación de una ciudadanía crítica, comprometida y solidaria.

 

8.- Incidencia política en desarme: Diversas ONG llevan a cabo campañas de sensibilización social y presión política que reclaman a las instituciones compromisos hacia el desarme, la prevención de conflictos y el fomento de la paz. Conoce las campañas que están en activo y encuentra la manera de darles apoyo. Algunas son: Armas bajo controlObjeción fiscal y Banca sin Armas.

————————————————————————————————————-

La imagen es de live w mcs en Flickr
Noticia publicada en Canalsolidario.org

Etiopía (II): ganarse la vida y no morir en el intento

thumb.large.etiopia
Durante el viaje por el Norte de Etiopía de este verano nos hacíamos preguntas como: ¿Cuáles son los principales sectores productivos del país? ¿Cómo se gana la vida su gente? ¿El sistema capitalista neoliberal ha metido sus garras? Conseguimos algunas respuestas y también nuevas preguntas.

Hoy volveremos a hablar de Etiopía. Precisamente esta semana está de fiesta porque acaba de celebrar el año nuevo, el 11 de septiembre, y ha entrado en el 2004 del calendario juliano.

Como ya os explicamos, este verano hemos tenido la suerte de poder viajar a Etiopía. Como turistas queríamos descubrir todos sus rincones, pero queríamos hacerlo de una manera responsable, y por eso la reflexión sobre la situación del país, y la voluntad de contrastar informaciones, romper tópicos y conocer a su gente fueron nuestras acompañantes de viaje. Pudimos conocer algunas de sus actividades económicas y la manera en la que lucha su gente para salir adelante a pesar del contexto económico mundial de la globalización. A lo largo de los días resolvimos algunas dudas, aunque otras se hicieron más grandes.

Mike es un taxista de Addis Abeba, lo conocimos el primer día y nos explicó que en 2010 el gobierno etíope había adoptado una estrategia nacional quinquenal, llamada Plan de Crecimiento y Transformación, que aspira a garantizar elevados índices de crecimiento anual y avances en los ODM, y nos planteamos que quizá esto estaría removiendo alguna cosa dentro del país.

Agricultura
Según el Banco Mundial, la economía etíope está basada principalmente en la agricultura. En 2009 absorbió más del 50% del PIB y más del 80% de la mano de obra, además, supuso un 80% de las exportaciones del país. Esta producción ha estado históricamente en manos de minifundistas y una parte de la producción probablemente no esté registrada en estadísticas oficiales.

Lo comprobamos. En el Norte las cosechas son bastante vulnerables y dependen de las lluvias. Se pueden apreciar diferentes tipos de cultivo: café, arroz, teff (el cereal que se utiliza para hacer la injera), maíz, frutas, etc. Mucha gente participa en las actividades vinculadas a la agricultura: los hombres trabajan el campo, las mujeres y los hombres mayores trajinan con la cosecha, los niños ayudan a venderla… Y en Lalibela nos sorprendieron las largas colas de gente esperando a recibir “la ayuda estatal” en forma de semillas, que curiosamente venían empaquetadas con sacos que tenían impreso el famoso logotipo del USAID. ¿En Etiopía no tienen semilas propias?, nos preguntamos.

El producto principal es el café, del que vive el 25% de la población. Este volumen de producción, que se dedica sobretodo a la exportación, unido a la variabilidad de los precios internacionales del café, hacen que el negocio sea muy inestable. De hecho, en la época de los 90 suponía más de un 50% de las exportaciones, pero esta cifra se ha ido reduciendo considerablemente a favor de otros tipos de exportaciones como ganadería, flores o cuero. La mayoría del café viene de fincas pequeñas, que cultivan un producto de alta calidad y de renombre internacional. De hecho, después de una larga batalla, en 2007 Etiopía firmó un acuerdo de asociación para la explotación con STarbucks, siendo los productores los que menos beneficiados resultaron.

Pero hay más cosas que en los últimos años están comenzando a cambiar. Según Veterinarios Sin Fronteras, el gobierno pretende crear una extensión de 245.000 hectáreas para productos destinados a la exportación, en gran parte para plantaciones de caña de azúcar. La Unión Europea, China o la India también han comenzado a acaparar tierras, en un intento por controlar el precio de los alimentos y de plantar biocombustibles. Mientras, la mayoría de la ayuda alimentaria de emergencia que recibe hoy en día Etiopía ante la crisis es de importación.

Turismo
El turismo ofrece un interesante potencial de crecimiento, ya que Etiopía tiene una gran riqueza en monumentos históricos y paisajes. El gobierno también está desarrollando planes de mejora de la oferta turística, como la promoción del país en el extranjero o la inversión en infraestructuras. Pero tiene una contradicción: por un lado, quiere potenciar el turismo, sector que no llega a un 10% delPIB. Por otro, recibe legítimamente dinero de la cooperación internacional, que en 2009 supuso más de 3.000 millones de dólares, lo que da una imagen internacional de extrema pobreza y que a la vez actúa como repelente del turismo.

En Lalibela conocimos a Amar, preocupado porque en la guía de viajes Lonely Planet (conocida por los locales como la biblia de losfarenji) en lugar de poner el nombre de su hotel, Amar, habían puesto Adam. Amar empezó a ganarse la vida como muchos otros chicos, haciendo trabajos vinculados con el transporte de personas, hasta que pudo tener unos ahorros para comprar un minibús. Ahora tiene un hotel propio, en construcción, y un jeep, que utiliza sobre todo para el transporte de los turistas. Nos confesó que tenía fe en las potencialidades turísticas del país.

En Gonder, un joven guía, Anamay, nos explicó que su gran vocación de estudiante eran las ciencias, pero que sus profesores le recomendaron estudiar historia para poder trabajar de guía en una de las ciudades más turísticas del país. Y tiene razón, un guía se puede ganar bastante bien la vida en el país, la vocación ya es otra cosa.

Trabajos cualificados
Etiopía ha cambiado mucho en los últimos años en temas educativos, nos lo explicó con detalle Marta Pocurull. El gobierno de Meles se propuso mejorar el sistema educativo del país para que hubiera educación básica en todas las ciudades y pueblos, y puso especial énfasis en las zonas rurales.

En la actualidad hay más población educada y con opciones de elegir lo que quiere hacer. Pero, según Pocurull, el hecho de que Etiopía haya seguido una tradición comunista durante décadas ha generado una bolsa de personas licenciadas, a las que el Estado proveía de trabajo, y que ahora se suman a los nuevos graduados.

En este contexto, hay una gran cantidad de personas licenciadas con altas expectativas que no tienen trabajo, así que más gente deja las zonas rurales para intentar ganarse la vida en las ciudades. Encontrar trabajo, muchas veces, pasa por tener contactos y todavía no hay suficientes empresas privadas para ofrecer más puestos de trabajo. A pesar de esto, las estadísticas del Banco Mundial de 2005 dicen que del porcentaje total de personas sin trabajo, entre un 17 y un 20% de la población, sólo un 3,2% son personas con estudios universitarios.

En Wukro coincidimos con Hessen, uno de los jóvenes del proyecto Dalton. A pesar de las dificultades económicas, está estudiando horticultura en la Universidad de Hadar y también inglés por su cuenta porque sabe que esta lengua le puede abrir muchas puertas en un futuro próximo.

——————————————

En 2008 en Etiopía, según el Banco Mundial, había un 39% de personas que vivía por debajo del lindar de la pobreza, mientras el país crece a un ritmo de un 10% de su PIB en los últimos años. Después de conocer, hablar con gente del país y de leer sobre el tema, nos quedan algunas preguntas abiertas:¿Este crecimiento englobará a toda la población por igual? ¿Qué pasará en los próximos años con la apropiación de tierras? ¿Y con sus propietarios? ¿Será el gobierno capaz de generar puestos de trabajo estables y que permitan a las personas con formación crear riqueza dentro del país?

¡Actúa!

Lee el artículo de Esther Vivas Los porqués del hambre, donde explica que la crisis alimentaria a escala global y la hambruna en el Cuerno de África en particular son resultado de la globalización alimentaria al servicio de los intereses privados.

Si conoces otras fuentes de información sobre Etiopía que no sean las del Banco Mundial, compártelas con nosotros y las contrastaremos en este artículo. 🙂

Para acercarte a la realidad de Etiopía desde otra perspectiva también puedes leer: Etiopía más allá de la sequía (I): 5 motivos para no perdértelo.

Nos gustaría que te informaras sobre las causas que agudizan la sequía en el Cuerno de África, puedes echar una ojeada a nuestro especial Hambruna en el Cuerno de África, con recursos e ideas para pasar a la acción.

Según el relator especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación, Jean Ziegler, son los Estados los que tienen que vigilar y regular las actividades de sus empresas transnacionales para garantizar que éstas no violan el derecho a la alimentación. Exige al gobierno español que tome las acciones necesarias para impedir que se siga destruyendo la soberanía alimentaria en África.

En Hacesfalta.org encontrarás otras oportunidades para ciberactuar, haz incidencia política con las causas que te mueven.

————————————————————————-

En la imagen Addis Abeba, Etiopía. Foto de Jarek Jarosz en Flickr
Noticia publicada en Canalsolidario.org

 

Operación retorno: 5 ideas para combatir “la depre” post-vacacional

thumb.large.teatre
La vuelta a la rutina puede ser dura, vale. Pero podemos combatir la depre y alargar el rollito veraniego con algunas recetas fáciles de hacer que nos ayudarán a afrontar el nuevo curso con motivación, solidaridad, sostenibilidad y felicidad. ¿A que suena bien
? ¡Toma nota!

1. ¡Descubre el lado más brillante de tu ciudad!
Aprovecha los días templados que quedan y disfruta al máximo de tu ciudad y de todo lo que te ofrece. Hay para todos los gustos! Actividades sociales, aprovechando para conocer otras culturas, respetar el planeta…. Puedes dar paseos al atardecer, disfrutar de actividades artísticas y culturales, quedar con amigos para tomar algo en rincones poco conocidos, o ¡organizar tu misma alguna movida!

Algunas ideas y propuestas…
Si eres del País Vasco, puedes acercarte al Festival Internacional de cine invisible Filme Sozialak de Bilbao, organizado por la ONGD Kultura, Communication y Desarrollo (KCD).
Y en Madrid puedes asistir IX Edición del Ciclo Artes escénicas y discapacidad que tendrá lugar en la Casa Encendida del 10 al 25 de septiembre.

2. ¿Sabías que ayudar, compartir, hacer voluntariado… estimula la felicidad? Vincúlate a una ONG o una causa!:
Según un estudio, las personas felices se sienten más responsables, de lo que dejarán a las generaciones futuras, están más motivadas y preparadas para cambiar lo que sea necesario en ese legado, y se implican más en iniciativas solidarias.

Así pues… ¡busquemos la felicidad después de las vacaciones en pequeñas acciones de voluntariado! Puedes hacer unvoluntariado presencial con alguna ONG que lo necesite, como compartir un ratito de tu tiempo con personas que acaban de llegar al país en Sevilla.

También puedes llevar a cabo una acción concreta en tu entorno, como participar en la V Ascensión Solidaria de Acción contra el Hambre en Navarra, el próximo 11 de septiembre.

O incluso puedes plantear tu propia iniciativa solidaria en tu comunidad, por ejemplo, organizar una cena solidaria con tu grupo de amigos en favor de Somalia.

3. Decrece o ralentizate un poquito, te sentará bien. ¿Conoces el movimiento slow food o el slow life?
En Canalsolidario.org ya hemos escrito sobre la necesidad de consumir menos para vivir mejor, ahora recuperamos algunas ideas que te pueden ir bien en esta época del año. Consume productos ecológicos y producidos cerca de casa, están muy ricos y te sentirán fenomenal porque tienen más propiedades. Busca la tranquilidad de los supermercados y tiendas de barrio, cerquita de casa, y además así ayudarás a reforzar la economía de esas pequeñas empresas. Y cómo no, desplázate en bici siempre que puedas: te pones en forma y cargas las pilas a tope.

Seguro que en septiembre tienes algo de tiempo libre; aprovecha e infórmate sobre las ventajas de formar parte de una cooperativa de consumo o de pasarte a la banca ética.

4. Turismo rural y sostenible de fin de semana: ¿Y si aprovechas el fin de semana para imaginar que todavía estás de vacaciones?
Si echas de menos la brisa del mar o el aire puro de la montaña, sal de casa y revive tus momentos más relajados de este verano montándote fines de semana de turismo rural o ecológico. No hace falta que subas al avión, puedes pillar el tren o el autobús. También puedes aprovechar la selección del destino para alojarte en casa de colegas y lanzarte, por fin, al CouchSurfing.

5. Alégrate la vida, así de sencillo: ¿Sabías que para cambiar el mundo, primero tenemos que cambiarnos a nosotros?
Empieza el curso haciéndote feliz, cuídate por dentro y por fuera. Vuelve gradualmente a los horarios habituales de sueño, para dormir al menos 7 u 8 horas diarias. Y en la medida que puedas, incrementa de forma progresiva la actividad laboral y no dejes tareas pendientes o trabajo atrasado. Mantén una actitud positiva, para afrontar todo lo que se presenta en adelante y fomenta buenas relaciones de trabajo.

También puedes empezar a practicar actividades placenteras y saludables como pasear en bici o apuntarte a algún cursillo que te ayude a relajar. Si te mola el arte social, quizás te interese apuntarte a un curso de teatro del oprimido; la Escuela de teatro Pa tothom de Barcelona inicia curso en septiembre, pero seguro que hay muchos otros en el resto del Estado.

Si prefieres las terapias alternativas y eres de Madrid o vas de paso, puedes acércate al Expomasaje 2011: el VIII Salón de Terapias manuales 16 al 18 de septiembre y probar como mínimo un masaje.

…¡Y hay mil y una cosas más que no nos caben! Haz que cada día sea como tu mejor día de verano!

¡Actúa!

¿Y tú qué opinas? ¿Cómo se vive la vuelta a la rutina en tu trabajo o en tu entorno? ¡Comenta y debate!

Quizás te interese: ¡Vuelta al cole! ¡Este curso, fórmate en solidaridad! Operación retorno: 10 normas básicas de tráfico emocional.

Para saber más sobre decrecimiento y conocer qué otras acciones concretas puedes llevar a cabo para colaborar, puedes visitar la web Decrecimiento.info

Encuentra oportunidades de voluntariado en Hacesfalta.org, y si no tienes tiempo para desplazarte también puedes ciberactuar desde tu casa ante las causas que más te muevan.

—————————————————-

La imagen es de la Ville d’Arles en Flickr
Artículo publicado en Canalsolidario.org