5 claves para entender la situación en Somalia y 5 claves para actuar

thumb.large.somalia
Somalia ha vuelto a ser noticia después de la deseada liberación de las cooperantes de Médicos sin Fronteras. Aprovechamos la ocasión para buscar claves que nos permitan entender mejor la situación del país. La Escola de Cultura de Pau y el Institute for Security Studies nos echan una mano.

El nuevo Parlamento Federal de Somalia, constituido en septiembre de 2012, nombró, por primera vez después de la independencia de forma popular, a Hassan Sheikh Mohamud como nuevo presidente del país. Asimismo, aprobó, a propuesta del presidente y por una amplia mayoría, a Abdi Farah Shirdon, no vinculado a la clase política somalí, como nuevo primer ministro del nuevo Gobierno Federal de Somalia. Juntos tenían el reto de terminar con la guerra y estabilizar el país.

Los investigadores Neus Ramis Seguí y Andrews Attah- Asamoa consideran que “han habido notables progresos en el ámbito de la seguridad dentro el país y también un avance del proceso de estabilización política acompañado de reformas judiciales, entre otras medidas. Pero a pesar de los avances, el país todavía tiene muchos retos por delante.

Compartimos 5 claves para entender cuál es la situación en el país,extraídas del informe Alerta 2013 de la Escuela de Cultura de Paz.

1) Inicio del conflicto: El conflicto armado y la ausencia de autoridad central efectiva en el país tienen sus orígenes en 1988, cuando una coalición de grupos opositores se rebeló contra el poder dictatorial de Siad Barre y tres años después consiguieron derrocarlo. Esta situación dio paso a una nueva lucha dentro de esta coalición para ocupar el vacío de poder, que ha provocado la destrucción del país y la muerte de más de 300.000 personas desde 1991, a pesar de la fracasada intervención internacional de principios de los noventa.

2) Procesos de paz: Los diversos procesos de paz para intentar instaurar una autoridad central han tropezado con numerosas dificultades, entre las que destacan los agravios entre los diferentes clanes y subclanes que configuran la estructura social somalí, la injerencia de Etiopía, Eritrea y EEUU, y el poder de los diversos señores de la guerra. La última iniciativa de paz conformó en 2004 el Gobierno Federal de Transición (GFT), que se ha apoyado en Etiopía para intentar recuperar el control del país, parcialmente en manos de la Unión de los Tribunales Islámicos (UTI). La facción moderada de la UTI se ha unido al GFT y juntos se enfrentan a las milicias de la facción radical de la UTI, agrupadas en el grupo armado islamista alShabaab, que controla parte de la zona sur del país.

3) Conflicto armado en 2012: La finalización de la transición y el inicio de un nuevo gobierno en septiembre del año pasado se desarrolló paralelamente a la ofensiva de las fuerzas gubernamentales apoyadas por la Unión Africana (UA) y Etiopía contra al-Shabaab, provocada la caída de diversos feudos pero que causó centenares de víctimas y el desplazamiento forzado de miles de personas, sobre todo en la región sur del país. El grupo armado fue perdiendo el control de las principales ciudades pero se retiró a localidades más remotas del sur de Somalia. Además, la insurgencia mantenía una importante capacidad para infiltrarse en zonas controladas por el Gobierno. No obstante, algunos avances militares contra al-Shabaab generaron vacíos de seguridad debido a la lentitud de la African Union Mission in Somalia (AMISOM) en desplegarse en los territorios liberados junto con las fuerzas etíopes.

4) Lucha contra la piratería e intereses estratégicos: El Cuerno de África es una zona de enorme importancia geoestratégica para Europa, y en particular para España que tiene una gran flota pesquera en sus aguas. A finales de febrero de 2012 la UE extendió la operación contra la piratería en aguas del Cuerno de África hasta 2014, ampliando las acciones militares a “territorio terrestre”, lo que podría significar una escalada de las acciones bélicas. En este sentido, la la Oficina Marítima Internacional publicó, en su informe sobre el año 2012, que entre los meses de enero y septiembre se han registraron 233 agresiones de piratería, el nivel más bajo desde 2009. Además, Somalia y el Cuerno de África supone la puerta de entrada al Mar Rojo y al canal de Suez a la Mediterránea y en definitiva a Europa de todos los recursos naturales y exportaciones de los países de la UE hacia todo Oriente Mediano y Asia.

5) Corrupción y venta de armas: El Grupo de Monitoreo sobre Somalia y Eritrea de la ONU alertó en julio sobre los elevados niveles de fraude, corrupción y malversación de fondos del Gobierno de transición de Somalia (GFT), (en el poder de 2006 a 2012), recibidos de la comunidad internacional y la instrumentalización de la ayuda humanitaria. El Grupo también destacó la reducción sustancial del apoyo de Eritrea a al-Shabaab y la persistencia de la violación sistemática del embargo de armas, tanto por parte de Estados como Yemen o Etiopía, como por las compañías de seguridad privada estadounidenses.

5 claves para actuar…

1) Informarte para entender más y mejor el conflicto. Una buena opción es a través de informes o libros.

>> El informe del Centro Delàs titulado Piratería en Somalia: excusa u oportunidad geopolítica? concluye que la operación Atalanta no ha servido para reducir el número de ataques de piratería.

>> Peace and Security Council Report del Institute for Security Studies, aborda los avances en seguridad, los retos del proceso de paz y las posibles actuaciones ante la situación de bloqueo actual, elaborado en junio de 2013.

>> 2013: Somalia y el Cuerno de África en la encrucijada, del Instituto Español de Estudios Estratégicos.

>> Somalia: The real causes of famine de Michel Chossudovsky, publicado por primera vez en 1994, en Third World Resurgence y Le monde diplomatique

2) Exigir a la comunidad internacional la condonación de la deuda somalí y sumarte a la campaña ¿Quién debe a Quién?

3) Haz incidencia política vía redes sociales exigiendo a los partidos políticos que cumplan aquello que prometieron en la campaña electoral y que se retiren las operaciones militares de la zona, especialmente de la operación Atalanta. Recuerda, ¿a qué se comprometen los partidos políticos en materia de paz y desarme?

4) Sigue colaborando con entidades que llevan años trabajando en el país o la zona, en ayuda humanitaria, en cooperación al desarrollo, derechos humanos…

5) Pedir a las entidades con las que hemos colaborado que rindan cuentas, no sólo del dinero, también de los logros que han conseguido, las actuaciones que han llevado a cabo, etc. Actuar de la misma manera con los fondos que el Gobierno y la comunidad internacional llevan a cabo. A través de la AECID u otros mecanismos exigir la puesta en marcha de mecanismos de transparencia y control.

¡Actúa!

Si quieres saber más sobre las causas de los conflictos olvidados y el modo de trabajar para desactivarlos, no te pierdas el especial informativo Conflictos, ¿silenciados o ignorados? ¡No los olvidamos! con informaciones y recursos para pasar a la acción.

———————————————-

La imagen es de EU Humanitarian Aid and Civil Protection en Flickr
Artículo publicado en Canalsolidario.org

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s