Arxius mensuals: Març de 2014

El riesgo de extinción de los pueblos indígenas de Colombia: 3 claves para entender y actuar

thumb.large.mayor
En la actualidad, 65 de los 102 pueblos indígenas de Colombia se encuentran en riesgo de extinción. De la mano del Observatorio por la Autonomía y los Derechos de los Pueblos Indígenas en Colombia (ADPI) analizamos cuáles son los factores que perpetúan esta realidad y te damos claves para actuar.

La Semana de la lucha por la Autonomía y los Derechos de los Pueblos Indígenas de Colombia ha tenido lugar en Barcelona del 24 al 28 de marzo de 2014 para dar espacio a las diferentes propuestas de lucha pacífica contra las amenazas para la cultura, los pueblos y la vida de las comunidades indígenas en el país andino.

En una de las sesiones, se ha presentado Sus armas no lograrán extinguir nuestra palabra. Informe de riesgos de extinción en 6 Pueblos Indígenas de Colombia del Observatorio por la Autonomía y los Derechos de los Pueblos Indígenas de Colombia (ADPI) y se ha escuchado el testimonio en primera persona de líderes y lideresas de estas seis comunidades Awá, Nasa, Misak, Yanacona, Totoroez y Embera Katíos.

Según la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) al menos 65 de los 102 pueblos indígenas que hay en Colombia se enfrentan a la “extinción” cultural o física. La cifra es el resultado de las investigaciones de la ONIC, que incluye los pueblos indígenas con menos de 500 miembros, y los contabilizados por el Tribunal Constitucional Colombiano, por estar en grave riesgo de extinción por el conflicto armado.

El territorio para los pueblos indígenas es la fuente de vida, la madre tierra que se encuentra conectada con su cosmovisión del mundo. Es también el arraigo de su historia, cultura, ancestros, autonomía y libertad, por tanto, la lucha indígena debe entenderse en este contexto.

El informe del Observatorio ADPI habla de tres grandes riesgos de extinción de los pueblos indígenas de Colombia,relacionados entre sí, aunque no todos los pueblos están afectados por los tres. Destacamos aquí algunas de las implicaciones de estos riesgos, aunque no podamos resumir su complejidad, y te hacemos propuestas para pasar a la acción:

>> 1.- Conflicto armado
El conflicto armado colombiano se desarrolla desde la década de los sesenta. Los principales actores involucrados han sido el Estado colombiano, las guerrillas, los grupos paramilitares y los carteles de la droga. Ha pasado por varias etapas de recrudecimiento, en especial desde los años ochenta cuando algunos de los actores empezaron a financiarse con el narcotráfico.

Las comunidades indígenas han sufrido graves afectaciones a su vida, como masacres, torturas o reclutamientos forzados. También están sufriendo confinamiento territorial y desplazamiento forzado, son víctimas de minas antipersona, procesos dejudicialización de líderes y lideresas y se ven amenazados además por el narcotráfico alrededor del conflicto y por los afectos directos del Plan Nacional de Consolidación Territorial que ha supuesto la militarización de la población civil.

¿Qué puedes hacer tú?
¡Haz incidencia política! El proceso de La Habana es un momento histórico para trabajar por una paz negociada. Es necesario que no excluya a la sociedad civil, incluidas las comunidades indígenas, y que busque remediar las causas estructurales del conflicto. Recuerda que el próximo mes de mayo serán las elecciones presidenciales y que la presión internacional puede ser clave para encauzar el proceso, puedes contactar con Amnistía Internacional España, la Taula Catalana per la Pau i els Drets Humans a Colòmbia, o la Oficina Internacional de los Derechos Humanos Acción Colombia (OIDHACO) y encontrar tu modo de colaborar con la causa.

>> 2.- Megaproyectos de infraestructura extractivas y agroindustria
Los últimos tres gobiernos colombianos (2002-2014) han promovido la extracción de recursos naturales no renovables como mecanismo de crecimiento económico sin respetar el derecho a consulta previa de los pueblos indígenas. A día de hoy, a los grandes conglomerados económicos de ámbito nacional e internacional les interesa especialmente explotar las zonas habitadas por comunidades indígenas porque han sido conservadas por sus habitantes y ahora tienen un gran potencial extractivo por ser recursos naturales, minerales o de hidrocarburos.

También debe destacarse la proliferación del cultivo de agrocombustibles (con la consecuente tala de bosques) y de monocultivos como la caña de azúcar, la palma africana y el café, que están desplazando los pequeños cultivos que contribuían a garantizar la soberanía alimentaria de las comunidades indígenas.

¿Qué puedes hacer tú?
¡Infórmate! El Observatorio de Multinacionales en América Latina (OMAL) investiga y denuncia las consecuencias de la presencia de las multinacionales españolas en América Latina, con el fin de sensibilizar sobre ello a la población latinoamericana y del Estado español. ¡Apoya sus campañas de denuncia!

>> 3.- Amenazas culturales
Los pueblos indígenas de Colombia se encuentran asentados a lo largo de toda geografía del país, esto significa que las amenazas culturales pueden ser de diferente naturaleza. La monetarización de la vida cotidiana es una de las mayores perturbaciones para las comunidades que sufren desplazamiento forzado ya que en el mundo rural las formas de suplir las necesidades diarias están menos mediadas por el dinero.

ADPI también destaca la incorporación de materiales contaminantes en los territorios, como alimentos empacados, basuras o fumigaciones; las amenazas a las tradiciones propias (por ejemplo con la introducción de las nuevas tecnologías de la información); el choque entra las políticas públicas estatales y la legislación indígena o el impacto de los diferentes programas estatales ya que generan presión demográfica.

¿Qué puedes hacer tú?
¡Fórmate y conciencia a la gente de tu alrededor! Participa en los cursos y talleres que organiza el Observatorio ADPI sobre las problemáticas indígenas, fomenta la reflexión en tu entorno más cercano respecto a la vinculación entre la situación de estas comunidades y nuestro modelo de producción y consumo y promueve la acción transformadora colectiva en el Norte y en el Sur.

—————————————————————-

Imagen de indígena Yanacona. Foto de jorgepinzonc en Flickr
Artículo publicado en Canalsolidario.org

Anuncis

8 ideas para luchar contra la anorexia y la bulimia

thumb.large.peso¿Tienes un hijo, familiar o amigo que ha perdido o ganado peso rápidamente y que tiene comportamientos alimentarios restrictivos? ¿Hasta dónde llega la normalidad y empieza la enfermedad? ¿Podemos contribuir a prevenir trastornos de la conducta alimentaria en personas vulnerables?

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son trastornos psicológicos graves, la persona que los padece tiende a aislarse de los amigos y modifica sus relaciones familiares. Además, sufre un intenso miedo a engordar, alternaciones graves de los hábitos alimentarios y una distorsión de la propia imagen.

Hay diferentes tipos de TCA y no debe vincularse delgadez a enfermedad. También debe tenerse claro que no hay una única causa que explique su aparición, sino una combinación de factores biológicos, psicológicos y sociales.

Sólo en Catalunya más de 28.000 jóvenes de entre 12 y 24 años sufren trastornos del comportamiento alimentario, mientras que en el Estado español la tasa de prevalencia en población adolescente es de alrededor del 4,1 – 4,5%.

¿Podemos luchar contra esta lacra social de algún modo? ¿Cómo podemos detectar los primeros síntomas? ¿Qué podemos hacer como profesionales?

>> 1.- Si eres mamá o papá no dejes que los estereotipos publicitarios influyan en tus hijos e hijas. Ni guapas ni delgadas, ¡las queremos felices y sanas! Los medios de comunicación nos invaden con imágenes irreales centradas en la delgadez y el aspecto físico que tienen un impacto negativo en las personas más vulnerables. Pero cuidado, no sólo las chicas están sometidas a este martirio publicitario, también los chicos. Respeta a tus hijos e hijas como son, fomenta la comunicación y el diálogo y motívales a ser ellas mismas.

>> 2.- Si tienes cerca a adolescentes o personas en riesgo, ¡habla del tema con normalidad! Recuerda que los puntos de entrada al trastorno alimentario son una dieta sin control médico por motivos estéticos, alteraciones del peso y un progresivo control de los alimentos. Pero también hay que entender el sufrimiento de fondo provocado por la inseguridad o la incapacidad para resolver conflictos.

Si crees que alguien de tu entorno puede sufrir los síntomas de un TCA puedes hablar con otras personas de su alrededor para comprobar si también han notado un cambio de actitud. En cualquier caso, los expertos recomiendan acudir al médico de cabecera o a un servicio especializado. También puedes pedir asesoramiento a la Federación Española de Asociaciones de Ayuda y Lucha contra la Anorexia y la Bulimia nerviosas- FEACAB o a cualquier asociación especializada de tu comunidad para que te oriente sobre los pasos a seguir.

Raquel Linares, psicóloga clínica del Centro ABB, explica cómo detectar los Trastornos de la Conducta Alimentaria y cómo actuar en los primeros momentos.

>> 3.- En los más peques también se están detectando conductas alimentarias anómalas. La crisis está mostrando las dos caras de una misma moneda, en centros especializados están emperezando a atender a niños y niñas que no comen adecuadamente, lo que les lleva a un aumento o una pérdida significativa de peso. Una intervención precoz es fundamental para la prevención de posibles alteraciones en su desarrollo. Si realizas actividades con la infancia y detectas algún indicio es importante que te pongas en contacto con los padres de los pequeños.

>> 4.- Ponte en la piel de las personas enfermas o en proceso de recuperación. No quieren estar delgadas por capricho, son personas que en un momento de su vida han sufrido una crisis vital y necesitan refugiarse en la comida o en el control del peso. Es muy injusto etiquetarlas de débiles y superficiales. Una sociedad concienciada y respetuosa es más capaz de evitar que estas enfermedades persistan en el tiempo.

>> 5.- Si eres un profesional de la salud o la educación, infórmate. Hay muchos cursillos sobre el tema, pregunta a la FEACAB.Trabaja en equipo, fórmate en la temática, aprende de otros profesionales expertos. También puedes consultar la Guía Práctica Clínica sobre TCA del Ministerio de Sanidad, que pretende ser un instrumento para dar respuestas a las cuestiones más básicas de la enfermedad, especialmente en los aspectos preventivos y terapéuticos.

>> 6.- Si trabajas como periodista o comunicadora, habla del tema con propiedad. Programas como 21 días sin comercontribuyen a generar una idea estereotipada de la enfermedad. Hay que evitar la simplificación, banalización y descontextualización del problema. Existen muy buenos ejemplos de tratamiento informativo en positivo, ¡que se multipliquen! Puedes consultar elDecálogo de buenas prácticas sobre el fomento de la autoestima y la imagen corporal de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión o las Recomendaciones sobre el tratamiento de la anorexia y la bulimia nerviosas en los medios de comunicación audiovisual del Consell Audiovisual de Catalunya.

>> 7.- Contrarresta la apología de la anorexia y la bulimia en la red. Las páginas que hacen apología de la anorexia y la bulimia crecen. Tan importante como exigir una legislación que regule la publicación de estos contenidos, es que aparezcan contenidos que muestren la lucha por la superación de una enfermedad como la anorexia o la bulimia. No te pierdas el blog 1espejo100ventanas.

>> 8.- ¡Haz incidencia! Las entidades de apoyo a las personas afectadas dicen que es urgente cuestionar la hegemonía del modelo de extrema delgadez y la excesiva preocupación por la apariencia física. Denuncia la publicidad y los programas que contribuyan a reforzar esta hegemonía. Puedes acudir al Defensor del Pueblo, el Observatorio de la imagen de la Mujer o el Observatorio de la infancia. También puedes contactar con el Consejo Audiovisual de Andalucía, Navarra o Catalunya.

Los empresarios de moda y el Ministerio de Sanidad firmaron en 2007 un acuerdo para unificar las tallas con el fin de luchar contra la anorexia, pero la homogeneización de las tallas, siete años después, no se ha realizado. ¡Exige a la grandes marcas que empiecen a aplicarlo! Puedes ciberactuar o montar una campaña de denuncia por tu cuenta. No te pierdas esta interesante y divertida reflexión crítica sobre la nueva línea de ropa Mango Violet que considera “grande” la talla 40.

También puedes exigir a las Administraciones Públicas que no recorten en servicios sanitarios. Como advierten los profesionales, este tipo de tratamientos necesitan tiempo y recursos. Se tiene que trabajar el síntoma a la vez que el sufrimiento sicológico para que la personas puedan hacer el crecimiento emocional necesario.

——————————————————————————————

¿Quieres opinar sobre el tema? ¡Adelante! Esperamos tus comentarios en esta noticia 🙂

Artículo publicado en Canalsolidario.org
La imagen es del Centro ABB

¿Cuál es tu escritora y libro favorito? ¡20 recomendaciones!

thumb.large.womanreadingPara celebrar por todo lo alto el Día de la Mujer, las y los compañeros de Fundación Hazloposible nos han ayudado a elaborar una lista de recomendaciones personales sobre libros de grandes autoras. ¿Cuál es la tuya?

Diferentes propuestas, géneros y nacionalidades. Algunas son de épocas pasadas, otras todavía nos van a sorprender con nuevas novelas. Las hay más transgresoras y otras más consagradas, pero todas tienen un denominador común: nos han fascinado.

Aquí van nuestras recomendaciones:

>> Felipe Giner: Doris Lessing y su libro (1) “La buena terrorista”, una crítica a las ideologías absolutas, al radicalismo extremo que anula a las personas y una reflexión sobre dónde están los límites entre las decisiones grupales y las acciones individuales.

>> Paola Villa: Teresa Oñate y el libro el (2) “El retorno de lo divino griego en la posmodernidad”. Teresa ejecuta un pensamiento riguroso capaz de profundizar en los sistemas filosóficos que destacan la hermenéutica como la forma de interpelar una realidad absolutista, positivista y excesiva. ¡¡Y además es española!!

>> Laura Sancho: Naomi Klein y la (3) “Doctrina del shock” porque para escribir un libro tan bien argumentado y crítico con el capitalismo global y sus medidas para impulsar políticas neoliberales se necesita mucho coraje, inteligencia, capacidad de trabajo en equipo y autoestima 🙂

>> Paloma Ortega: Me gusta Toni Morrison, el último que me he leído suyo es (4) “Volver”, una historia sobre la ruptura psicológica y social que supone la guerra para los que vuelven de la guerra, pero también sobre la pérdida y la recuperación de tu identidad y tus raíces, en un entorno de pobreza y discriminación racial hacia los afroamericanos como la que existía en USA en los años 50.

>> Diego Lejarazu: En este momento, me quedo con Almudena Grandes, por su libro (5) “Inés y la alegría”, y por sus artículos en El País Semanal de los domingos.

>> Marisol García: (6) La elegancia del erizo de Muriel Barbery.Encierra muchos mensajes. El más importante es que nos perderemos conocer a gente maravillosa si nos dejamos llevar por lo que aparentan y por los prejuicios que tendemos a hacer para encasillar a las personas. Sólo aquellos que sepan mirar más allá de la apariencia y los estereotipos, tendrán la suerte de descubrir y entablar amistad con personas especiales que no se abren fácilmente a los demás. Otro de los mensajes está relacionado con la posibilidad que tenemos de encontrar la felicidad en las pequeñas cosas, admirando la belleza de una flor, leyendo de un buen libro…

>> Blanca Pérez: Me quedo con Cristina Fallarás, últimamente me ha dado con ella ¡Además la conocí en BCNegra! El libro (7) “Últimos días en el puesto del Este” recrea un final apocalíptico del mundo en el que vivimos y en el que una mujer debe enfrentarse a la destrucción de la realidad a manos de los fundamentalistas, escondida en el puesto del Este. Es una novela cruda sobre lo que provoca el egoísmo y la pasividad ante el mundo que nos rodea.

>> Paloma Castillo: ¡Qué difícil elegir sólo una autora! Bueno, me lanzo con Josefina Aldecoa y su (8) “Historia de una maestra”. Josefina es un ejemplo de mujer innovadora, con una visión moderna del arte y la pedagogía. Su nombre no es tan conocido como el de otros miembros de la generación del 50, pero fue una más entre ellos. Su libro “Historia de una maestra” es una delicia y está cargado de contenido autobiográfico (la trilogía que esta obra comienza cuenta la historia de su abuela y su madre, ambas maestras). El libro plasma la ideología de la Institución libre de Enseñanza, nacida a finales del XIX, con idea de renovar la educación en España.

>> Juan Carlos Jiménez: Yo añado un libro que leí hace mucho tiempo, es de 1999, y que en su momento me impacto bastante: (9)“El informe Lugano” de Susan George. Es un libro que ficciona un supuesto encargo que realizan los dirigentes mundiales para analizar las posibles riesgos que tiene el capitalismo para el siglo XXI y como contrarrestarlo…. en palabras de Noam Chomsky, mucho más interesantes que las mías, en un libro que “Mediante un ácido ingenio y sombrías verdades, retrata brillantemente, a través de los ojos de sus imaginarios pero tan creíbles planificadores, un mundo hacia el que podríamos estar encaminándonos, lamentablemente.”

>> Juan Méndez: Yo me quedo con Marjane Satrapi y su novela gráfica (10) “Persépolis” En la que narra su vida en el Teherán de los años 70. En el cómic cuenta la dura represión que sufrió siendo adolescente por parte de los fundamentalistas de su país (lo que le llevó a abandonar Irán). Su obra es un documento fundamental para entender el nuevo rol de la mujer en el mundo islámico.

>> Álvaro González de Aguilar: (11) Cualquier libro de Carmen Martín Gaite, es mi escritora preferida. No solamente era una contadora de historias maravillosa sino que supo retratar como nadie a las mujeres (y también a los hombres) de su generación, que convivieron con la guerra durante su infancia, sufrieron el integrismo de la posguerra y vivieron su madurez durante el auge económico de los ochenta.

>> Nuria Sánchez: Dulce Chacón con (12) “La voz dormida” dónde narra los difíciles años de la posguerra contando la vida de mujeres víctimas de la represión franquista en los años 40 y el papel tan importante que jugaron en esa época tan decisiva en la historia de España. Una historia de lucha femenina, que habla de amistad, de solidaridad y en el que hace un excelente retrato de todas las protagonistas.

>> Paula Alvarez-Ossorio: Me quedo con la catalana Mercè Rodoreda y (13) “La plaza del diamante.” La obra narra la historia de Colometa, una mujer de su tiempo a la que ha tocado vivir la miseria y el convencionalismo de la Barcelona de la posguerra. Sin duda, ¡una de las mejores novelas catalanas del siglo XX!

>> Paola Lami: Me gusta mucho Zoé Valdés, una escritora cubana, y su libro (14) “Te di la vida entera”, es muy bonito, y al que se puede entrar desde una historia de amor, a conocer un poco la realidad cubana.

>> Maite Ramalleira: (15) La evolución de Calpurnia Tate de Jacqueline Kelly. Esta historia cuenta las ilusiones y esperanzas de una niña de 12 años pionera de la ciencia, en la Texas de principios del siglo XX, y su luchar por enfrentarse a los convencionalismos de su familia y de la sociedad para seguir siendo fiel a sí misma, a sus pasiones y creencias. ¡Me encantó! ¡Muy recomendable!

>> Simona Perfetti: Difícil decisión… Me encanta toda la obra de Isabel Allende hasta “Retrato en sepia” (2001), por su capacidad de crear un universo literario a mitad de camino entre la realidad y la magia, un universo en el que las protagonistas son heroínas de la vida cotidiana, mujeres fuertes, apasionadas e independientes. Si tengo que elegir entre sus novelas, me quedo con (16) La casa de los espíritus y Eva Luna.

Otra escritora que me gusta mucho es Erica Jong. Su primera novela, (17) “Miedo a volar” (1973) es uno de los primeros ejemplos de llamada literatura feminista. Creo que la historia de la protagonista refleja no sólo las inquietudes de una generación, sino también las contradicciones del movimiento feminista. Si leyéndolo hoy (40 años después de su primera edición) nos reconocemos en la protagonista, es que todavía queda mucho camino por recorrer en cuestiones de género.

>> Luz Adriana González: Quería recomendar a Ingrid Betancourt con (18) “No hay silencio que no termine”, el relato sobre su secuestro donde narra en más de 700 páginas los detalles de su vida en cautiverio durante 6 años y medio en la selva colombiana y su liberación. La historia está muy bien lograda y es un muy buen libro para conocer cómo funciona la guerrilla de las FARC.

>> Vanesa Sánchez: a mí me gustó mucho (19) “El Padre de Blancanieves” de Belén Gopegui, te hace reflexionar sobre las consecuencias de nuestras acciones en nuestro día a día y cómo lo privado y lo público se entremezclan.

>> Gema Jiménez: (20) “La biblia de barro” de Julia Navarro. Interesante novela que nos habla del mundo del arte, la Segunda Guerra Mundial y sobre todo el poder que mueve los hilos del mundo por encima de la política.

———————————–

¿Cuál es tu escritora favorita? ¡Deja tu comentario más abajo recomendándola!

Sigue nuestras recomendaciones y ¡cómprate alguno de estos libros, o todos! Aunque ya sabes que la cultura es libre y las posibilidades para disfrutar de la literatura no se agotan en la compra.

Aquí te damos algunas otras:

>> ¡Usa las bibliotecas públicas! No encuentras el libro que buscas… ¡pídelo, son un servicio público!

>>Pide tu libro en el DoyBusco, la sección de reciclaje cotidiano de CanalSolidario.org

>> Comparte libros: Ya seadejándolos/encontrándolos por la calle de manos de donantes anónimos o acercándote a una librería asociativa.

>>Participa u organiza tertulias literarias: Busca en cafés, centros sociales o otros lugares de tu barrio tertulias literarias. Comentar historias que nos han atrapado es una gozada.

>>¿Que no quieres leer ficción sino cruda realidad e ideas cocinadas? LeeCanalSolidario.org, el portal de noticias y recursos sobre solidaridad, cooperación y derechos humanos, donde además puedes publicar tus propios artículos.

Eooo, en el Día de la Mujer… no puedes perderte el especial informativo Revolución social en femenino 🙂

Noticia publicada en Canalsolidario.org
La imagen es de Walt Stoneburner en Flickr