Marc Serena: “Una agresión a una persona LGTB es una agresión a todos nosotros”

marcserenaEl periodista Marc Serena presenta ¡Esto no es africano! el 20 y 22 de mayo en Madrid, un libro que retrata la comunidad LGTB de 15 países africanos y que aparece tres años después de que Serena empezara su trabajo de campo en África.

Además, Serena es también autor de La vuelta de los 25,, fruto de un sueño que se convirtió en un libro publicado en papel y en digital y considerado uno de los mejores del año. El periodista entrevistó a 25 jóvenes durante un viaje que le llevó a dar la vuelta al mundo y a convivir con chicos y chicas de su misma edad, 25 años, de 25 países diferentes. ¡Hablamos con él!

>> En mayo presentas en Madrid tú último libro “¡Esto no es africano!”. Háblanos de por qué elegiste este tema y de la experiencia.
Me encanta leer sobre África, porque es un continente que me fascina y que tenemos muy cerca. Lo que pasa es que encuentro muchos libros que me ponen nervioso porque se centran más en el observador que en la realidad observada. Que cuentan más del propio viajero que del país viajado. Además, vi que casi no había nada sobre sexo y sexualidad que estuviera actualizado. Fue entonces que me llegó la idea de viajar de norte a sur del continente y preguntar. Así nació este viaje a través de historias de amor prohibido en quince países.

>> ¿Qué tiene que ver la colonización Europea con las leyes homófobas de muchos países africanos?
En África existen muchos traumas (para decirlo suavemente) de la colonización. Uno de ellos son sus leyes, que persiguen la sodomía con penas de prisión y de muerte. A veces no hacen ni mención a las mujeres, pero sufren la misma persecución o peor.

Lo que parece un accidente legislativo es en verdad una condena para muchas personas. Ser gay, lesbiana, bisexual, trans o intersexual es lo peor que te puede pasar en muchos países de África.

Ahora Uganda quiere implantar una nueva ley específica que perseguirá también a las ONG que quieran trabajar sobre la cuestión, en Kenya y Tanzania podrían aprobarse nuevas leyes aún más duras. La homofobia está en su momento más álgido y lo es también gracias al apoyo económico y logístico del islam de Arabia Saudí y de las iglesias que está expandiendo la extrema derecha de los Estados Unidos. Y de muchos silencios cómplices.

>> ¿En qué medida crees que tu libro puede contribuir a luchar contra las agresiones de los derechos humanos en África por razón de identidad sexual? ¿Y en el Estado español?
Me gustaría que se abriera un debate, que se hiciera visible esta persecución. Que entendamos que esta es una lucha que nos afecta. Como afirma el arzobisbo Desmond Tutu, una agresión a una persona es una agresión a todos nosotros. Ojalá pasara lo mismo que contra el apartheid de Sudáfrica, que no haga falta ser negro, y en este caso gay o lesbiana, para comprender que es una injusticia. Que esto sea una prioridad para las personas preocupadas para los derechos humanos. Aún hay muchas ONG que miran a otro lado.

>> ¿Los países europeos tienen en consideración la “condición LGTB” a la hora de acoger refugiados?
De las veces que hemos hablado de la inmigración, ¿cuántas veces hemos oído historias de personas que huyen de su país por su orientación sexual o identidad de género? Hay miles de casos así y en el libro cuento uno, el de un chico marroquí que escapa en patera por ser gay. En Canarias le rechazaron y ahora, a sus cincuenta años, sobrevive prostituyéndose en una ciudad mediana de Marruecos. En las leyes de asilo de nuestro país, este tipo de persecución está reconocida. Pero de la teoría a la práctica hay una distancia y pocas veces se aplica.

>> 25 años, 25 jóvenes, 25 países. Ahora puedes observar tu trabajo desde otra perspectiva, ¿crees que un Estado social que acompañe a los jóvenes es un elemento clave para garantizarles un futuro mejor? ¿Cómo vives los recortes en políticas de juventud que estamos viviendo?
Por supuesto, los jóvenes de nuestro país lo estamos teniendo más difícil de lo que nos pensábamos: hay que luchar por cosas que ya nos parecían superadas. Pero es así y nos tiene que activar. Creo que estamos capacitados para cambiar lo que queramos. Pero cada uno de nosotros tiene que hacer un pequeño gesto. Por lo menos.

Quien supongo que lo tiene más claro son la nueva generación de ciudadanos chinos, el país más poblado del mundo. En 25 años, sus jóvenes han experimentado el mismo nivel de cambios que nuestros abuelos durante toda su vida. Son más conscientes que nada que todo está en movimiento, que depende de nosotros de modelarlo de una manera u de otra. Y que, cada vez más, nuestras decisiones tienen el mundo como causa y efecto.

>> Al final, ¿con qué te quedas después de cada viaje y de cada libro?
Me quedo con la sensación que la mayoría del mundo es gente buena. Lo que pasa es que hay una minoría, y en África es así, que puede llegar a orquestar medios de comunicación, jueces, policía, iglesia, las escuelas y las familias con un objetivo común. En este caso a elevar a los homosexuales a la categoría de terroristas. No me lo invento. En Etiopía acaban de aprobar una ley que así lo atestigua.

>> ¿Cuál es tu fórmula para conseguir aquello que te propones? ¡Comparte, puedes ser la inspiración de muchos estudiantes de periodismo y de personas jóvenes en general!
Creo que en la vida todo es una cuestión de prioridades y sacrificio. En Camerún conocí a Alice Nkom, una abogada que, en el momento de jubilarse, decidió ayudar a las personas más necesitadas, a las que no tenían ni quien las defendiera en un juicio. Llegó a la conclusión que actualmente lo son los hombres en prisión por ser presuntamente gais.

En el libro cuento como su opción le está costando ser amenazada de vida ella y sus hijos, a pesar de ser heterosexual. Hay mucha gente que le dice que no entiende porque tanto sacrificio para respaldar a “una minoría”. Ella dice que es su prioridad y esta lucha encarna los valores en los que cree. En mi caso, conocer a gente valiente, y en este viaje a África encontré mucha, me inspira a seguir luchando.

¡Actúa!

Asiste a la presentación y comparte con nosotr@s tu opinión.

Más información:
>> www.editorialxplora.com/esto-no-es-africano.html

>> http://estonoesafricano.tumblr.com

>> www.edicionesb.com/catalogo/autor/marc-serena/788/libro/la-vuelta-de-los-25_1799.html

Lee más noticias en Canalsolidario.org sobreCultura y arte social e inspírate tu también para cambiar el mundo con la escritura 🙂

———————————————————————————-

En la imagen: Marc Serena durante su viaje por África (foto cedida).
Artículo publicado en Canalsolidario.org.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s