Arxiu de la categoria: dona

8 ideas para luchar contra la anorexia y la bulimia

thumb.large.peso¿Tienes un hijo, familiar o amigo que ha perdido o ganado peso rápidamente y que tiene comportamientos alimentarios restrictivos? ¿Hasta dónde llega la normalidad y empieza la enfermedad? ¿Podemos contribuir a prevenir trastornos de la conducta alimentaria en personas vulnerables?

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son trastornos psicológicos graves, la persona que los padece tiende a aislarse de los amigos y modifica sus relaciones familiares. Además, sufre un intenso miedo a engordar, alternaciones graves de los hábitos alimentarios y una distorsión de la propia imagen.

Hay diferentes tipos de TCA y no debe vincularse delgadez a enfermedad. También debe tenerse claro que no hay una única causa que explique su aparición, sino una combinación de factores biológicos, psicológicos y sociales.

Sólo en Catalunya más de 28.000 jóvenes de entre 12 y 24 años sufren trastornos del comportamiento alimentario, mientras que en el Estado español la tasa de prevalencia en población adolescente es de alrededor del 4,1 – 4,5%.

¿Podemos luchar contra esta lacra social de algún modo? ¿Cómo podemos detectar los primeros síntomas? ¿Qué podemos hacer como profesionales?

>> 1.- Si eres mamá o papá no dejes que los estereotipos publicitarios influyan en tus hijos e hijas. Ni guapas ni delgadas, ¡las queremos felices y sanas! Los medios de comunicación nos invaden con imágenes irreales centradas en la delgadez y el aspecto físico que tienen un impacto negativo en las personas más vulnerables. Pero cuidado, no sólo las chicas están sometidas a este martirio publicitario, también los chicos. Respeta a tus hijos e hijas como son, fomenta la comunicación y el diálogo y motívales a ser ellas mismas.

>> 2.- Si tienes cerca a adolescentes o personas en riesgo, ¡habla del tema con normalidad! Recuerda que los puntos de entrada al trastorno alimentario son una dieta sin control médico por motivos estéticos, alteraciones del peso y un progresivo control de los alimentos. Pero también hay que entender el sufrimiento de fondo provocado por la inseguridad o la incapacidad para resolver conflictos.

Si crees que alguien de tu entorno puede sufrir los síntomas de un TCA puedes hablar con otras personas de su alrededor para comprobar si también han notado un cambio de actitud. En cualquier caso, los expertos recomiendan acudir al médico de cabecera o a un servicio especializado. También puedes pedir asesoramiento a la Federación Española de Asociaciones de Ayuda y Lucha contra la Anorexia y la Bulimia nerviosas- FEACAB o a cualquier asociación especializada de tu comunidad para que te oriente sobre los pasos a seguir.

Raquel Linares, psicóloga clínica del Centro ABB, explica cómo detectar los Trastornos de la Conducta Alimentaria y cómo actuar en los primeros momentos.

>> 3.- En los más peques también se están detectando conductas alimentarias anómalas. La crisis está mostrando las dos caras de una misma moneda, en centros especializados están emperezando a atender a niños y niñas que no comen adecuadamente, lo que les lleva a un aumento o una pérdida significativa de peso. Una intervención precoz es fundamental para la prevención de posibles alteraciones en su desarrollo. Si realizas actividades con la infancia y detectas algún indicio es importante que te pongas en contacto con los padres de los pequeños.

>> 4.- Ponte en la piel de las personas enfermas o en proceso de recuperación. No quieren estar delgadas por capricho, son personas que en un momento de su vida han sufrido una crisis vital y necesitan refugiarse en la comida o en el control del peso. Es muy injusto etiquetarlas de débiles y superficiales. Una sociedad concienciada y respetuosa es más capaz de evitar que estas enfermedades persistan en el tiempo.

>> 5.- Si eres un profesional de la salud o la educación, infórmate. Hay muchos cursillos sobre el tema, pregunta a la FEACAB.Trabaja en equipo, fórmate en la temática, aprende de otros profesionales expertos. También puedes consultar la Guía Práctica Clínica sobre TCA del Ministerio de Sanidad, que pretende ser un instrumento para dar respuestas a las cuestiones más básicas de la enfermedad, especialmente en los aspectos preventivos y terapéuticos.

>> 6.- Si trabajas como periodista o comunicadora, habla del tema con propiedad. Programas como 21 días sin comercontribuyen a generar una idea estereotipada de la enfermedad. Hay que evitar la simplificación, banalización y descontextualización del problema. Existen muy buenos ejemplos de tratamiento informativo en positivo, ¡que se multipliquen! Puedes consultar elDecálogo de buenas prácticas sobre el fomento de la autoestima y la imagen corporal de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión o las Recomendaciones sobre el tratamiento de la anorexia y la bulimia nerviosas en los medios de comunicación audiovisual del Consell Audiovisual de Catalunya.

>> 7.- Contrarresta la apología de la anorexia y la bulimia en la red. Las páginas que hacen apología de la anorexia y la bulimia crecen. Tan importante como exigir una legislación que regule la publicación de estos contenidos, es que aparezcan contenidos que muestren la lucha por la superación de una enfermedad como la anorexia o la bulimia. No te pierdas el blog 1espejo100ventanas.

>> 8.- ¡Haz incidencia! Las entidades de apoyo a las personas afectadas dicen que es urgente cuestionar la hegemonía del modelo de extrema delgadez y la excesiva preocupación por la apariencia física. Denuncia la publicidad y los programas que contribuyan a reforzar esta hegemonía. Puedes acudir al Defensor del Pueblo, el Observatorio de la imagen de la Mujer o el Observatorio de la infancia. También puedes contactar con el Consejo Audiovisual de Andalucía, Navarra o Catalunya.

Los empresarios de moda y el Ministerio de Sanidad firmaron en 2007 un acuerdo para unificar las tallas con el fin de luchar contra la anorexia, pero la homogeneización de las tallas, siete años después, no se ha realizado. ¡Exige a la grandes marcas que empiecen a aplicarlo! Puedes ciberactuar o montar una campaña de denuncia por tu cuenta. No te pierdas esta interesante y divertida reflexión crítica sobre la nueva línea de ropa Mango Violet que considera “grande” la talla 40.

También puedes exigir a las Administraciones Públicas que no recorten en servicios sanitarios. Como advierten los profesionales, este tipo de tratamientos necesitan tiempo y recursos. Se tiene que trabajar el síntoma a la vez que el sufrimiento sicológico para que la personas puedan hacer el crecimiento emocional necesario.

——————————————————————————————

¿Quieres opinar sobre el tema? ¡Adelante! Esperamos tus comentarios en esta noticia 🙂

Artículo publicado en Canalsolidario.org
La imagen es del Centro ABB

¿Cuál es tu escritora y libro favorito? ¡20 recomendaciones!

thumb.large.womanreadingPara celebrar por todo lo alto el Día de la Mujer, las y los compañeros de Fundación Hazloposible nos han ayudado a elaborar una lista de recomendaciones personales sobre libros de grandes autoras. ¿Cuál es la tuya?

Diferentes propuestas, géneros y nacionalidades. Algunas son de épocas pasadas, otras todavía nos van a sorprender con nuevas novelas. Las hay más transgresoras y otras más consagradas, pero todas tienen un denominador común: nos han fascinado.

Aquí van nuestras recomendaciones:

>> Felipe Giner: Doris Lessing y su libro (1) “La buena terrorista”, una crítica a las ideologías absolutas, al radicalismo extremo que anula a las personas y una reflexión sobre dónde están los límites entre las decisiones grupales y las acciones individuales.

>> Paola Villa: Teresa Oñate y el libro el (2) “El retorno de lo divino griego en la posmodernidad”. Teresa ejecuta un pensamiento riguroso capaz de profundizar en los sistemas filosóficos que destacan la hermenéutica como la forma de interpelar una realidad absolutista, positivista y excesiva. ¡¡Y además es española!!

>> Laura Sancho: Naomi Klein y la (3) “Doctrina del shock” porque para escribir un libro tan bien argumentado y crítico con el capitalismo global y sus medidas para impulsar políticas neoliberales se necesita mucho coraje, inteligencia, capacidad de trabajo en equipo y autoestima 🙂

>> Paloma Ortega: Me gusta Toni Morrison, el último que me he leído suyo es (4) “Volver”, una historia sobre la ruptura psicológica y social que supone la guerra para los que vuelven de la guerra, pero también sobre la pérdida y la recuperación de tu identidad y tus raíces, en un entorno de pobreza y discriminación racial hacia los afroamericanos como la que existía en USA en los años 50.

>> Diego Lejarazu: En este momento, me quedo con Almudena Grandes, por su libro (5) “Inés y la alegría”, y por sus artículos en El País Semanal de los domingos.

>> Marisol García: (6) La elegancia del erizo de Muriel Barbery.Encierra muchos mensajes. El más importante es que nos perderemos conocer a gente maravillosa si nos dejamos llevar por lo que aparentan y por los prejuicios que tendemos a hacer para encasillar a las personas. Sólo aquellos que sepan mirar más allá de la apariencia y los estereotipos, tendrán la suerte de descubrir y entablar amistad con personas especiales que no se abren fácilmente a los demás. Otro de los mensajes está relacionado con la posibilidad que tenemos de encontrar la felicidad en las pequeñas cosas, admirando la belleza de una flor, leyendo de un buen libro…

>> Blanca Pérez: Me quedo con Cristina Fallarás, últimamente me ha dado con ella ¡Además la conocí en BCNegra! El libro (7) “Últimos días en el puesto del Este” recrea un final apocalíptico del mundo en el que vivimos y en el que una mujer debe enfrentarse a la destrucción de la realidad a manos de los fundamentalistas, escondida en el puesto del Este. Es una novela cruda sobre lo que provoca el egoísmo y la pasividad ante el mundo que nos rodea.

>> Paloma Castillo: ¡Qué difícil elegir sólo una autora! Bueno, me lanzo con Josefina Aldecoa y su (8) “Historia de una maestra”. Josefina es un ejemplo de mujer innovadora, con una visión moderna del arte y la pedagogía. Su nombre no es tan conocido como el de otros miembros de la generación del 50, pero fue una más entre ellos. Su libro “Historia de una maestra” es una delicia y está cargado de contenido autobiográfico (la trilogía que esta obra comienza cuenta la historia de su abuela y su madre, ambas maestras). El libro plasma la ideología de la Institución libre de Enseñanza, nacida a finales del XIX, con idea de renovar la educación en España.

>> Juan Carlos Jiménez: Yo añado un libro que leí hace mucho tiempo, es de 1999, y que en su momento me impacto bastante: (9)“El informe Lugano” de Susan George. Es un libro que ficciona un supuesto encargo que realizan los dirigentes mundiales para analizar las posibles riesgos que tiene el capitalismo para el siglo XXI y como contrarrestarlo…. en palabras de Noam Chomsky, mucho más interesantes que las mías, en un libro que “Mediante un ácido ingenio y sombrías verdades, retrata brillantemente, a través de los ojos de sus imaginarios pero tan creíbles planificadores, un mundo hacia el que podríamos estar encaminándonos, lamentablemente.”

>> Juan Méndez: Yo me quedo con Marjane Satrapi y su novela gráfica (10) “Persépolis” En la que narra su vida en el Teherán de los años 70. En el cómic cuenta la dura represión que sufrió siendo adolescente por parte de los fundamentalistas de su país (lo que le llevó a abandonar Irán). Su obra es un documento fundamental para entender el nuevo rol de la mujer en el mundo islámico.

>> Álvaro González de Aguilar: (11) Cualquier libro de Carmen Martín Gaite, es mi escritora preferida. No solamente era una contadora de historias maravillosa sino que supo retratar como nadie a las mujeres (y también a los hombres) de su generación, que convivieron con la guerra durante su infancia, sufrieron el integrismo de la posguerra y vivieron su madurez durante el auge económico de los ochenta.

>> Nuria Sánchez: Dulce Chacón con (12) “La voz dormida” dónde narra los difíciles años de la posguerra contando la vida de mujeres víctimas de la represión franquista en los años 40 y el papel tan importante que jugaron en esa época tan decisiva en la historia de España. Una historia de lucha femenina, que habla de amistad, de solidaridad y en el que hace un excelente retrato de todas las protagonistas.

>> Paula Alvarez-Ossorio: Me quedo con la catalana Mercè Rodoreda y (13) “La plaza del diamante.” La obra narra la historia de Colometa, una mujer de su tiempo a la que ha tocado vivir la miseria y el convencionalismo de la Barcelona de la posguerra. Sin duda, ¡una de las mejores novelas catalanas del siglo XX!

>> Paola Lami: Me gusta mucho Zoé Valdés, una escritora cubana, y su libro (14) “Te di la vida entera”, es muy bonito, y al que se puede entrar desde una historia de amor, a conocer un poco la realidad cubana.

>> Maite Ramalleira: (15) La evolución de Calpurnia Tate de Jacqueline Kelly. Esta historia cuenta las ilusiones y esperanzas de una niña de 12 años pionera de la ciencia, en la Texas de principios del siglo XX, y su luchar por enfrentarse a los convencionalismos de su familia y de la sociedad para seguir siendo fiel a sí misma, a sus pasiones y creencias. ¡Me encantó! ¡Muy recomendable!

>> Simona Perfetti: Difícil decisión… Me encanta toda la obra de Isabel Allende hasta “Retrato en sepia” (2001), por su capacidad de crear un universo literario a mitad de camino entre la realidad y la magia, un universo en el que las protagonistas son heroínas de la vida cotidiana, mujeres fuertes, apasionadas e independientes. Si tengo que elegir entre sus novelas, me quedo con (16) La casa de los espíritus y Eva Luna.

Otra escritora que me gusta mucho es Erica Jong. Su primera novela, (17) “Miedo a volar” (1973) es uno de los primeros ejemplos de llamada literatura feminista. Creo que la historia de la protagonista refleja no sólo las inquietudes de una generación, sino también las contradicciones del movimiento feminista. Si leyéndolo hoy (40 años después de su primera edición) nos reconocemos en la protagonista, es que todavía queda mucho camino por recorrer en cuestiones de género.

>> Luz Adriana González: Quería recomendar a Ingrid Betancourt con (18) “No hay silencio que no termine”, el relato sobre su secuestro donde narra en más de 700 páginas los detalles de su vida en cautiverio durante 6 años y medio en la selva colombiana y su liberación. La historia está muy bien lograda y es un muy buen libro para conocer cómo funciona la guerrilla de las FARC.

>> Vanesa Sánchez: a mí me gustó mucho (19) “El Padre de Blancanieves” de Belén Gopegui, te hace reflexionar sobre las consecuencias de nuestras acciones en nuestro día a día y cómo lo privado y lo público se entremezclan.

>> Gema Jiménez: (20) “La biblia de barro” de Julia Navarro. Interesante novela que nos habla del mundo del arte, la Segunda Guerra Mundial y sobre todo el poder que mueve los hilos del mundo por encima de la política.

———————————–

¿Cuál es tu escritora favorita? ¡Deja tu comentario más abajo recomendándola!

Sigue nuestras recomendaciones y ¡cómprate alguno de estos libros, o todos! Aunque ya sabes que la cultura es libre y las posibilidades para disfrutar de la literatura no se agotan en la compra.

Aquí te damos algunas otras:

>> ¡Usa las bibliotecas públicas! No encuentras el libro que buscas… ¡pídelo, son un servicio público!

>>Pide tu libro en el DoyBusco, la sección de reciclaje cotidiano de CanalSolidario.org

>> Comparte libros: Ya seadejándolos/encontrándolos por la calle de manos de donantes anónimos o acercándote a una librería asociativa.

>>Participa u organiza tertulias literarias: Busca en cafés, centros sociales o otros lugares de tu barrio tertulias literarias. Comentar historias que nos han atrapado es una gozada.

>>¿Que no quieres leer ficción sino cruda realidad e ideas cocinadas? LeeCanalSolidario.org, el portal de noticias y recursos sobre solidaridad, cooperación y derechos humanos, donde además puedes publicar tus propios artículos.

Eooo, en el Día de la Mujer… no puedes perderte el especial informativo Revolución social en femenino 🙂

Noticia publicada en Canalsolidario.org
La imagen es de Walt Stoneburner en Flickr

Mireia Miró: “Tenemos que marcarnos metas que sean realizables”

Imatge

 

Mireia Miró y Varela es una esquiadora de montaña y también corredora de montaña. La curiosidad, la impaciencia y su espíritu libre son cualidades que siempre acompañan a esta joven catalana, quizás por ello a sus 25 años es una atleta de élite a nivel estatal e internacional. ¡Hablamos con ella!

Mireia nació en Barcelona en 1988, nos cuenta en su blog que cuando tenía tres años sus padres comenzaron a veranear en el pueblo de Farrera, en el Pallars Sobirà. Fue allí donde dio sus primeros pasos por la montaña, con su hermana y otros niños.

Unos años más tarde, con 18 años, se plantaba en Font-Romeu, un pueblo situado a 1800m, en la Cerdaña francesa. Empezaba, en un lugar y en una lengua semidesconocidos, con Marc Pinsach y Kilian Jornet, una nueva aventura, sus estudios de STAP (un equivalente a INEF) en la especialidad de Deporte Adaptado.

Después de tres años de estudio y con muchas más medallas de las que Mireia había soñado, empezaba su “camino de deportista profesional, sin grandes lujos, pero con mucha satisfacción”. A día de hoy, su historial de méritos deportivos cuenta ya con importantes palmarés en esquí de montaña y carreras de montaña, como su segunda Pierra Menta, hace sólo un par de semanas.

Hemos entrevistado a Mireia porque queremos conocer su apasionante historia, porque es excepcionalmente lúcida, y para que su perseverancia, su amor por la naturaleza y su espíritu de superación motive a nuestras futuras generaciones.

>> A principios de año todos y todas nos marcamos propósitos… pero Mireia, ¿cuál es tu fórmula para conseguir aquello que deseas lograr?

En mi opinión personal creo que tenemos que marcarnos metas que sean realizables. Cada vez que conseguimos llegar a una meta nos da la confianza necesaria para afrontar la siguiente. Lo que cuentan son los pequeños pasos y las pequeñas acciones, que, con paciencia, ¡se van a convertir en grandes logros!

>> ¿Cuáles son tus objetivos profesionales para 2013? ¿Y los personales?

A nivel profesional de momento estoy terminando la temporada de invierno, mi próximo gran objetivo es Mezzalamma, el 27 de abril, carrera que cierra la temporada. A nivel personal, quiero encontrar el equilibrio justo entre la competición de alto nivel, el deporte y la vida fuera de ello: ocio, otros intereses, etc.

>> ¿Cómo aplicas la resilencia en tu vida? ¿Te consideras una emprendedora?

He tenido la suerte de tener unos padres y gente que me rodea con una actitud siempre muy positiva, capaces de darle la vuelta a cualquier situación para que parezca menos grave de lo que a uno le puede llegar a ser. Lo “bueno” y lo “malo” son percepciones de uno mismo, y una situación en la que a alguien parece que se le va a acabar el mundo otra persona ni se va a inmutar. Intento ser positiva frente a los problemas: todos tenemos problemas, pero podemos intentar afrontarlos y llevarlos lo más dignamente posible o enterrarnos con ellos.

>> Eres una amante de la naturaleza. ¿Qué opinas sobre el cambio climático? ¿Crees que, en general, no cuidamos suficiente a la madre tierra? ¿Cómo deberíamos tratarla?

Hay un dicho en catalán que dice: “Tal harás, tal encontraras”. La tierra nos va a devolver la misma moneda con la que la estamos tratando. Vivimos en una sociedad consumista y capitalista llevada al extremo, no sabemos vivir para complacer solamente nuestras necesidades y tener algún que otro lujo de vez en cuando. Todo se tiene que cuantificar y valorar, así que nos encontramos que la riqueza se traduce por los bienes materiales que uno posee. Para mí los bienes no se tendrían que traducir en riqueza material sino en riqueza terrenal.

>> ¿Qué opinas de los jóvenes ni-ni? ¿Son responsables de su presente o son fruto de una sociedad sin oportunidades para los más jóvenes?

Los jóvenes ni-ni son un gran problema, y el problema continúa: ¡No hay sólo una generación afectada! Parece que hemos entrado en una dinámica del aumento de los jóvenes ni-ni, y hasta que esta dinámica no se frene y haya una reinversión, el país no va a levantar cabeza. Estos jóvenes tiene que coger las riendas de sus vidas, formarse (nunca es tarde) para que esto les pueda abrir nuevas puertas y nuevos proyectos profesionales (puertas mentales también).

>> En Canalsolidario.org queremos que el mundo sea un lugar más justo y con más oportunidades para todos y todas, ricos y pobres. ¿Cuál crees que puede ser la contribución de la gente joven y motivada como tú?

Creo que nos tenemos que fijar en los jóvenes que desprenden ilusión al hacer las cosas y tomarlos como ejemplo. La ilusión muere cuando se deja de creer en ella. Tenemos muchos jóvenes que quieren salir adelante, con grandes ideas,… pero creo que la dinámica de los que te rodean se contagia. ¡Rodeémonos de emprendedores, de gente con iniciativa para serlo nosotros también!

>> Hablando de pensar en positivo, de focalizar por un objetivo… ¿Cuál crees que debería ser la mentalidad de la clase política ante el cambio climático, los cientos de personas desempleadas, los desahucios, etc.?

La política me tiene bastante desencantada. Me han hecho arraigar aquello de que “yo creo en los hechos y no en las palabras”.Hasta que los políticos no empiecen a mirar por el bien global y no el suyo propio, ¿qué solución puede haber? Con saber que han habido siete reformas en educación desde que vivimos en la democracia ya sabes mucho: la educación, uno de los pilares fundamentales de cualquier sociedad, para nuestros políticos dura solamente cuatro años… ¿Y me preguntaba usted por las razones de la cantidad de ni-ni?

¡Actúa!

Quizás también te interese: Kilian Jornet, una historia de amor entre la naturaleza y la autosuficiencia

Inspírate, ¡transforma tu mundo interior para empezar después a transformar la sociedad! Lee más noticias sobreMedio Ambiente y Jóvenes en Canalsolidario.org

¿Y tú qué piensas de los jóvenes ni-ni? Comparte con nosotros en los comentarios de esta noticia o ¡escribe la tuya!

En la foto Mireia Miró. La imagen es de ISMF Press Office
Entrevista publicada en Canalsolidario.org

“Estamos retrocediendo en las conquista de los derechos que afectan a las mujeres”

thumb.large.Rosa_Durango_Simn
¿Es normal que las mujeres tardemos 82 días más en ganar lo mismo que los hombres? ¿Qué pasa con la economía del cuidado? En el Día Internacional de la Mujer hemos entrevistado a Rosa Mª Durango Simón, Responsable del Área de Empleo y Formación de la Federación de Mujeres Progresistas.

Hoy celebramos el Día Internacional de la Mujer, jornada que tenemos que vivir de una forma especialmente reivindicativa dada la problemática que cada minuto tenemos que abordar las mujeres, en el Norte y en el Sur. En esta entrevista queremos focalizar nuestra atención en todas y cada una de las mujeres que viven en nuestro país diferentes problemáticas.

¿Es normal que las mujeres tardemos 82 días más, en ganar lo mismo que los hombres? ¿Qué pasa con la economía del cuidad? ¿Por qué cada día hay menos mujeres directivas? ¿Qué está pasando con la conciliación laboral? En este día tan especial para nosotras hemos entrevistado a Rosa Mª Durango, Simón Responsable del Área de Empleo y Formación de laFederación de Mujeres Progresistas.

>> ¿Es difícil hablar de igualdad en época de crisis económica?

Siempre ha sido difícil, pero es cierto que en situaciones de crisis económica como la que estamos viviendo, la situación es más compleja. La igualdad pasa a ocupar el último lugar de la agenda política, con la excusa de que hay “otras prioridades”, sin tener en cuenta que ninguna medida política es neutral, y que muchas de ellas afectan negativamente a las mujeres y a los progresos en igualdad que se han dado hasta el momento.

Las mujeres, como mitad de la población que somos, debemos ser tenidas en cuenta no sólo a la hora de adoptar las medidas, sino también en su diseño, participando activamente en las propuestas para avanzar ante esta crisis económica; no tener en cuenta esto, supone desperdiciar a la mitad de la población.

>> En concreto, ¿las mujeres ahora estamos menos protegidas laboralmente, en materia de ayudas al desempleo, por ejemplo, respecto a los hombres?

Hace poco, el 22 de febrero, con motivo del Día de la Igualdad Salarial han salido nuevos datos de la brecha salarial. Las mujeres tardamos 82 días más, en ganar lo mismo que los hombres. Este dato es un claro indicador de nuestra desprotección, puesto que incide no sólo en nuestras remuneraciones por el trabajo, sino también en las prestaciones por desempleo futuras que serán menores. A esto unimos que el 80% de los contratos parciales son femeninos, que la tasa de desempleo, sigue siendo mayor, pese a que se recorten las distancias con la masculina, etc., es decir, la situación general es muy difícil para todos/as, más con datos como hemos conocido esta semana de desempleo, pero para las mujeres bastante más.

>> ¿Cómo puede afectar todo ello a nuestra maternidad?

La consecuencia más clara es en el retraso de la edad para tener hijos/as. Hace poco hemos conocido que la presidenta de Yahoo, Marisa Mayer, a los diez días de tener a su hijo, se instaló en su despacho, e instaló al pequeño en un despacho anexo. Además ha decidido eliminar el teletrabajo en la compañía. Estas dos decisiones son un claro ejemplo del retroceso que estamos viviendo en materia de igualdad, y cómo puede afectar a derechos reconocidos históricamente por las mujeres.

>> ¿Qué ha pasado con las desigualdades salariales?, ¿han aumentando?

Como he comentado anteriormente, son abrumadoras las desigualdades salariales, si bien se está reflejando una tendencia a disminuir, pero pese a esto, es del todo inasumible que las mujeres cobren menos que los hombres.

– Hoy, ¿hay más mujeres trabajando en la economía sumergida que hace cuatro años?

Cuando hablamos de economía sumergida, me gustaría hacer hincapié en el servicio doméstico, uno de los yacimientos de empleo claramente feminizado, y que pese a reconocer los avances hechos en la reforma del régimen de empleadas de hogar, creemos claramente insuficiente, siendo necesario igualar este tipo de trabajo con los derechos reconocidos en el régimen general.

>> En fin, ¿estamos retrocediendo en la conquista de nuestros derechos?

Sí, rotundamente sí. Estamos retrocediendo en las conquista de todos los derechos a nivel general, y también los que afectan a las mujeres.

>> No nos cansaremos de luchar por aquello que es de justicia social, pero ¿qué podemos hacer?

Seguir reivindicando los derechos que ya tenemos reconocidos, y que tanto esfuerzo ha supuesto a miles de mujeres, para que no suframos un retroceso, y podamos seguir avanzando hasta conseguir una verdadera igualdad.

>> Podemos terminar con algún ejemplos que nos motiven a seguir trabajando para que cada día sea un 8 de marzo…

Podríamos hablar de muchas mujeres célebres, pero a veces los verdaderos ejemplos y que nos dan fuerza día a día, son las mujeres anónimas que pese a todas las dificultades siguen luchando para conseguir una sociedad más justa para sus hijos e hijas.

¡Actúa!

Sensibiliza sobre los derechos de las mujeres, entra en la web de la Federación de Mujeres Progresistas e implícate.

No dejes de mirar el documental 8 de Marzo: Historias de feminismo que podrás encontrar en youtube dividido en diferentes cápsulas. Difúndelo, no dejes que nuestra memoria colectiva quede en el olvido.

¿Quieres expresar tu opinión? Escribe una noticia sobre el tema y la publicaremos en portada 🙂

Entra en la web Hay salida a la Violencia de Género, infórmate y piensa de qué modo puedes colaborar en la lucha contra la violencia de género.

Te interesará: Violencia machista: 4 mitos a desmontar y 4 ideas para actuar y 9 cosas que puedes hacer para evitar una situación de violencia machista (presente o futura).

¿Tienes otras propuestas que quieras compartir? Pues cuéntanoslas en esta noticia, deja tus comentarios.

Encuentra tu voluntariado en Hacesfalta.org, colaborando con asociaciones de mujeres.

——————————————–

En la imagen: Rosa Mª Durango Simón, responsable del Área de Empleo y Formación de la Federación de Mujeres Progresistas
Entrevista publicada en Canalsolidario.org

Dima Khatib: “Derribar un régimen por Internet no es posible, que nadie se lo crea”

thumb.large.DimaKhatib_lus_tato
Blogger y tuitera incansable, la periodista Dima Khatib ha sido una de las figuras árabes más influyentes en Twitter durante la cobertura de las revoluciones árabes. Visitó Barcelona este verano para participar en el AmnesTea & tuits y allí pudimos hablar con ella.

Políglota, cosmopolita y viajera, comenzó su carrera como periodista muy joven. Desde 1997 trabaja en Al-Jazira y actualmente es corresponsal de la cadena para América Latina.

Periodista, mujer, palestina y nacida en Siria. ¿Qué supone?
Ser mujer en el mundo árabe implica una lucha diaria si quieres cruzar las líneas impuestas por la sociedad, las autoridades, la ley y la familia, para llegar más allá del papel tradicional. Yo tuve mucha suerte porque mi familia tiene mucho respeto por la mujer y eso me ayudó a enfrentar todo lo demás. Por ejemplo, con 30 años, me costó mantener el cargo en la Jefatura de redacción de la sede en Doha y mostrar mi autoridad delante de los hombres. Cuando me enviaban al extranjero siempre se cuestionó por qué se enviaba una mujer y no a un hombre. Y hasta hoy yo soy la única mujer jefe de corresponsalía de Al-Jazira árabe.

Por lo tanto, ser mujer me ha enseñado a esforzarme mucho, a ser más resistente y estar siempre preparada ante cualquier ataque a mi integridad, a mi feminidad y a mi profesionalidad. Ser palestina y siria a la vez me ha enseñado a amar las dos patrias, a luchar por la causa palestina y saber que hay cosas por las que sacrificarse, aunque no lleguen nunca. Sinceramente, no tengo nacionalidad palestina ni siria y eso me ha llevado a hacer una vida un poco errante por todo el mundo, porque conservo mis identidades y, al mismo tiempo, absorbo las identidades y las culturas que voy conociendo.

¿Cuál debe ser el papel del periodismo ante las injusticias del mundo?
El periodista debe ser un ciudadano que entiende y es capaz de levantar las preocupaciones del resto a través de su periodismo para buscar una solución, debe tener sus criterios éticos y morales. Sin embargo, durante estos últimos años, he notado que gran parte del periodismo se ha convertido en la voz de las élites políticas. En el caso de las revoluciones árabes, por ejemplo, no me parece ético que el periodista tenga que ser objetivo, es decir, ir a ver por qué el gobierno está masacrando a la gente que se manifiesta pacíficamente en una plaza.

A mí me han cambiado estas revoluciones porque sentí que, como periodista, tenía que estar con el pueblo. De todos modos, hoy ya no es posible contener las verdades. Esta era se acabó con la llegada de la era digital. Si el periodista no explica lo está que sucediendo en el medio de la empresa que le paga, algún ciudadano lo dirá en Internet. Entonces, los medios se sienten obligados a verificar estos temas y a cubrirlos. Yo quiero llamarlo un nuevo matrimonio entre el periodismo tradicional y el nuevo periodismo, donde los dos se necesitan para poder llegar a una verdad más acertada.

¿Cómo fue tu relación con la guerra de Irak y Afganistán en la Jefatura de redacción en Qatar?
Cuando eres periodista y sabes lo que piensan los políticos, y cada día estás tratando la información que llega de ellos, y sabes que vendrá una guerra y no puedes hacer nada y que los políticos están mintiendo, y luego viene esta guerra y tú estás recibiendo todas las imágenes de ciudades destruidas, de cadáveres, de sangre… te sientes impotente de verdad.

Como una de las jefas de redacción en la guerra de Afganistán e Irak, entre otras cosas, desde Doha, debía revisar imágenes que nos llegaban frescas y escoger cuáles emitiríamos. En aquellos tiempos, la gente no estaba acostumbrada a ver cadáveres como hoy en día. Un día la OTAN dijo que había bombardeado un campamento de terroristas en un pueblo de Afganistán, pero las imágenes que teníamos eran sólo de niños y mujeres, todos muertos. Además, el 8 de abril de 2003, se produjo el ataque contra los periodistas en Irak y murió un compañero de Al-Jazira. Fue uno de los días más tristes de mi vida, allí, en Doha, enviando a los reporteros a salir a hablar en vivo, arriesgando la vida. El día que Bush anunció el fin de las operaciones tuve que hacer un descanso porque no podía aguantar el peso de aquella responsabilidad. Entonces, volví a Asia.

Y luego pudiste cumplir tu sueño…
Sí, ir a América Latina para explicar al mundo árabe su historia a través de las cosas que tenemos en común y aprender de su experiencia. Cuando llegué, comenzaba el éxito de la izquierda en América Latina. Los televidentes de Al-Jazira y yo vivimos la formación de nuevos bloques, donde los suramericanos o latinoamericanos comenzaban a enfocar sus objetivos sin que los Estados Unidos les dijeran cómo debían ser las cosas.

¿Esta acumulación de experiencias te ha ayudado a cubrir mejor las revoluciones árabes?
Sí, creo que ha sido una situación muy excepcional, el hecho de estar muy lejos –en Venezuela– pero sentirme como si estuviera dentro del mundo árabe. Tenía una ventaja enorme por poder expresarme en línea (Twitter, blog, Facebook) con libertad, sin consecuencias para mi salud, seguridad, familia, etc. A la vez, tenía una visión muy globalizada por el hecho de conocer otros procesos revolucionarios, por mi vivencia y por background del mundo árabe o mi experiencia en el norte. Entonces, ofrecía mucho contexto histórico, social, cultural, etc. a los acontecimientos, lo que no puede hacer un periodista o un activista en pleno conflicto. Sobre todo, escribía en idiomas extranjeros, para gente no árabe que quizás no conocía esta realidad.

Ahora sientes responsabilidad hacia las 140.000 personas que te siguen en Twitter…
Siento mucha responsabilidad porque pasan muchas cosas cuando tienes tanta presencia. Primero vas más allá del espacio Twitter; a veces me citan los medios tradicionales. Segundo, cuando digo algo, tiene un impacto sobre ciertas personas y por eso tengo que pensar mucho antes de escribir. En la mayoría de países donde hubo revolución, la gente está confundida y busca respuestas. La idea no es crear conflicto por crearlo, es crear polémica para que la gente dialogue, escuche y conozca el punto de vista del otro. En Twitter, he dejado de escribir cosas que crean polémica sólo por crearla; intento ser más constructiva, pero es más difícil que antes. Además, ahora tengo un enfoque mucho más hacia el mundo árabe porque la mayoría de mis seguidores son de allí.

¿Las revoluciones árabes se producen primero en Internet o en la calle?
Antes de las revoluciones Internet había permitido que una minoría –la elite digital del mundo árabe porque tiene acceso a Internet y a educación– creara un espacio digital para hablar de temas que en la calle no podían por la falta de libertad de expresión y de prensa. Pero derribar un régimen por Internet no es posible; que nadie se lo crea. La revolución en el mundo árabe es el resultado de la frustración de la población que prefería arriesgar su vida antes que continuar en esa situación. Si cayeron los dictadores en Túnez y en Egipto fue porque la población entera salió a la calle, hubo huelgas y se paralizó el país. Cuando esta gente sale a la calle, existe otra estructura en Internet que ayuda a continuar debatiendo e informando: adquiere un rol de convocatoria y permite saber qué está pasando en otras ciudades o intercambiar experiencias entre los activistas de los países árabes. Lo que ha hecho la herramienta, quizás, es acelerar la revolución. Es un mundo paralelo al real, pero no son revoluciones de Internet, ya que, por ejemplo, la gran mayoría de gente no utiliza Facebook y mucha otra no sabe leer ni escribir.

¡Actúa!

Más información en el blog de Dima Khatib o en su cuenta de Twitter.

En el AmnesTea & tuits salió un debate muy interesante. También puedes consultar el documento recopilatorio de Tweets.

Para saber más lee Guerrilleros del teclado, un libro de la periodista Lali Sandiumenge sobre las revueltas árabes.

¡No dejes pasar ni una! Lee más noticias sobre Derechos Humanos y Comunicación Social en Canalsolidario.org y comparte con nosotras tus reflexiones.

Entra en la web de Amnistía Internacional y consulta las actividades que llevan a cabo, ¡implícate!

————————————————————-

En la imagen: Dima Khatib en la entrevista. Foto: Luis Tato (Setmanari La Directa)
Entrevista publicada en Canalsolidario.org

Descubriendo un pedazo del universo de la mujer india

thumb.large.P1000907
El mundo interior de la mujer india está lleno de sorpresas: las diferencias generacionales, el diálogo entre modernidad y tradición, el peso de la cultura y la religión, su rol ante el hombre y la familia o sus aspiraciones personales. Nos adentramos en las historias de Seema, Bhawan, Venna y Usha.

Pasar una semana conviviendo con cuatro mujeres indias de 23, 25, 57 y 63 años en un centro de meditación, como voluntarias todas, es un viaje fascinante donde se descubre un mundo de luces y sombras, de ilusiones y desengaños, de sueños y frustraciones.

Seema tiene 25 años, en la actualidad trabaja como modelo, antes había trabajado como periodista en uno de los canales de MTV en la India. Vive entre Delhi y Bombay. Como mujer casada, debe entregar a su marido los beneficios obtenidos de su trabajo para que él los administre para ambos.

Hace ocho meses que está casada, la boda se celebró en el más genuino estilo hinduista, una celebración preciosa, llena de rituales, colores, flores… y rodeada de mucha emoción familiar. Antes había tenido otra pareja durante seis años, los progenitores de él finalmente no la aceptaron y ella había decidido no casarse en esta vida, lo que no gustaba a su madre. Su actual marido había sido amigo suyo durante años, y más tarde fortalecieron la relación hasta que sus respectivas madres vieron muy conveniente que se casaran, por acuerdo mutuo. Y es que en la India, el 80% de matrimonios son “concertados” o acordados por los padres de la futura pareja.

Al preguntarle si le gustaría convertirse en una famosa actriz de Bollywood dentro de unos años, me respondió que ese no era su objetivo. Quería trabajar 2 o 3 años en este sector, llegar tan lejos como pudiera, para después pasar a dedicarse por completo a su rol de madre. Antes, sin embargo, tenía algunos sueños por cumplir, como aprender a bailar salsa o estudiar un idioma extranjero.

Me explicó que su sociedad es eminentemente machista, es primero el padre y la madre en segundo término y luego el hombre y su familia, quien tiene el poder sobre la mujer. Aunque, me decía, que el status quo va cambiando poco a poco, y sobre todo en las grandes ciudades. En este sentido, su referente es Indira Ghandi, la primera, y la última, presidenta de India. Mucha gente utiliza este argumento para justificar que el subcontinente está avanzando en cuanto a la igualdad de género. Pero, ¿qué es una entre miles?En este caso, el hecho de ser la hija del presidente (y una mujer sumamente formada y concienciada sobre la realidad del país), ganó a la “irremediable” condición de mujer. Sin duda, el debate está abierto.

Veena, de 57 años es madre de familia, tiene dos hijos, que “afortunadamente” ya están casados. Su marido tiene un negocio de venta de objetos de decoración, ella le ayuda. Como nos explica Fundación Vicente Ferrer, la mayoría de mujeres en India trabajan y contribuyen a la economía de alguna manera, pero muchas veces su aportación económica es invisible, no se documenta ni se visualiza en las estadísticas oficiales.

A menudo me comentaba que de haber estado en otro contexto, fuera del centro, me hubiera hecho muchos regalos típicos de su región. Me preguntaba también alarmada si toda la gente de mi país tiene el pelo rizado y cómo podía ser que teniendo pareja formal viajara sola. Al final me regaló dos pulseras rojas típicas del hinduismo, las que llevan las mujeres cuando están casadas (quizás era una indirecta), que se conocen como bangles. Y, efectivamente, al salir del centro todo el mundo me preguntaba si estaba casada.

Usha es una gran meditadora Vipassana, ha hecho diferentes cursos de meditación, entre ellos, uno de 30 días en silencio. También la llamábamos anti, una palabra cariñosa que designa a las mujeres de avanzada edad, y es que era la mayor y más sabia del grupo. Tiene el pelo largo hasta la cintura, y toda ella desprende armonía y paz. La anti es viuda desde hace años, por lo tanto, ya no lleva el símbolo en la frente ni le está permitido lucir joyas ostentosas.

Aunque la Constitución permita a las divorciadas y viudas casarse en segundas nupcias, no lo hacen porque por normal general la sociedad las margina. Utilizando un lenguaje formado por palabras del hindi, muchos gestos y un poco de inglés, me explicó que en India se practicaba el sati o quema de viudas, un acto público en el que la viuda se echaba viva en una hoguera en la pira funeraria del difunto marido. Actualmente esta práctica está prohibida.

Bahawana tiene 23 años, estudia artes plásticas y de momento no está comprometida. Me dijo que cuando se casara me invitaría a su boda, y que yo le tendría que traer un bonito regalo de España. Aunque las mujeres acaban siendo mantenidas por un hombre, muchos padres y madres quieren que sus hijas estudien porque de esta manera pueden optar a un mejor matrimonio. Eso sí, de momento la Bahawana disfruta de sus estudios y saca mucho provecho.

Éstas son sólo unas pinceladas de las historias personales de cuatro mujeres indias, puedes leer más sobre las desigualdades de género en India en la web de la Fundación Vicente Ferrer.

También puedes encontrar más información sobre las mujeres de India en la página web de All Indian Democratic Women’s Association y en la de SEWA.

¡Actúa!

Conoce otras historias de mujeres indias explicadas por la escritora María Reimóndez.

También te recomendamos la novela de la escritora y activista india, Salma: The hour past midnight.

Consulta otras noticias sobre mujeres publicadas en CanalSolidario.org e inspírate por su ejemplo.

Busca en el Directorio ONG de Canalsolidario.org más entidades que trabajen en temas de cooperación y mujer.Encuentra la tuya e implícate.

Si eres una mujer viajera, algunas guías como la Lonely planet te hacen algunas recomendaciones en cuestiones de género para tener en cuenta durante tu viaje.

———————————————-

La foto es de Laura Sancho
Artículo publicado en Canalsolidario.org

 

Marta Pocurull: “Lo que estoy aprendiendo es que idealizamos la cooperación”

Imatge
¿Todavía te quedan dudas? ¿Qué diferencia hay entre cooperación y voluntariado internacional? ¿Qué significa trabajar en el Sur? Hablamos con Marta Pocurull, que nos explica sus vivencias como voluntaria internacional primero y ahora como expatriada en Etiopía.

Marta Pocurull es de Vilassar de Mar (Barcelona), licenciada en psicología y ha cursado también un máster de cooperación internacional y acción humanitaria. Siempre le ha gustado viajar y aprender, pero nunca ver injusticias. Después de tener los primeros contactos con el mundo del activismo internacional en Palestina y de conocer América del Sur, descubrió Etiopía. Ha estado yendo y viniendo durante siete años, vinculada a diferentes proyectos, ahora trabaja como cooperante en un programa de desarrollo rural.

Por si todavía te quedan dudas entre conceptos, en esta entrevista Marta Pocurull nos habla sobre sus experiencias vinculadas al mundo de las ONG y la solidaridad, aquí y en otros países, como trabajadora o como voluntaria. ¡Seguro que te clarifica muchas dudas!

>> Hay gente que confunde un voluntariado internacional con un trabajo de cooperación internacional al desarrollo. ¿Cuáles son para ti las principales diferencias?

La principal diferencia es el tipo de actividad que se realiza y la formación que se requiere para realizarla. A veces la diferencia puede ser difícil de ver, pero a mi forma de entenderlo, cuando se trabaja en cooperación, lo que se hace es realizar la profesión que una tiene, en un contexto diferente. Asimismo, estos profesionales deben tener unas características propias, como poder adaptarse en diferentes contextos, poder trabajar con equipos multiculturales, etc. En el caso de los voluntarios, creo que la tarea a realizar puede ser diferente a la profesión que uno tiene, pero eso no quita que el compromiso y la responsabilidad adquirida por el trabajo a realizar no pueda ser la misma.

>> ¿Cómo te marcó tu primer voluntariado internacional?

Yo no he hecho muchos voluntariados internacionales. El primero fue una brigada a Palestina, y me impresionó muy positivamente y me hizo ver la necesidad de aprender, sobre todo de aprender cómo se mueve el mundo. Otro voluntariado internacional donde he participado, aunque era trabajadora, fue en Catalunya con paralíticos cerebrales y voluntarios de diferentes partes de Europa. El resto de experiencias como voluntaria relacionada con la cooperación han sido como coordinadora de proyectos con un par de ONG catalanas, una de las responsabilidades de esta posición era viajar a terreno, pero no lo considero un voluntariado internacional.

>> ¿Por qué hiciste el paso de hacer voluntariado internacional con a trabajar en cooperación?

En mi caso, el paso fue hacer de voluntaria en una ONG a trabajar para una organización local en Etiopía. Como muchas cosas en la vida, todo son casualidades. Creo que esta opción es bastante complicada, sobre todo por la dificultad de entrar en contacto con organizaciones locales. Después de unos años de haber terminado esta etapa con la organización etíope, volví al país para intentar encontrar una oportunidad similar, es decir, trabajar en el ámbito local, pero la situación legal había cambiado y el hecho de conseguir los permisos necesarios para ser una trabajadora local se habían endurecido mucho. Ante este hecho, busqué otras opciones yahora estoy como expatriada en un proyecto de desarrollo rural.

>> ¿Qué significa para ti trabajar en un país en vías de desarrollo?

Es difícil de responder, es una mezcla de cosas. Por un lado, es donde puedo realizar mi trabajo, donde aprendo sobre otros modos de vivir y de trabajar; pero a la vez es difícil, incompatibilidades culturales, el idioma, y ​​no siempre es fácil sentirse integrada. En mi caso, me gusta vivir en un país donde la gente se preocupa por los demás, donde la individualidad aún no está establecida en sus vidas. Y en lo personal, me gusta darme cuenta que no necesitamos tanto para vivir.

>> ¿Qué estás aprendiendo de esta experiencia?

Lo que estoy aprendiendo es que idealizamos la cooperación… Mi trabajo, tiene un día a día rutinario, ir a la oficina, reuniones, informes, etc. A veces me da la sensación que mucha gente ve el trabajo vinculado a la cooperación como una aventura, como una posibilidad de viajar y ver mundo. Y no siempre es así, yo tengo la suerte de poder interactuar con las comunidades que forman parte del proyecto donde trabajo, pero esto es sólo una pequeña parte de mi trabajo. Creo que a veces no se consideran todas las limitaciones que tenemos, falta de idioma (en la mayoría de los casos), diferencias culturales, poco conocimiento del país y de la realidad de la situación, etc. y esto hace que las figuras más importantes en la cooperación sean todo el equipo local.

>> ¿Cómo ha afectado en el resto de tu vida el hecho de trabajar en este sector? En tu consumo de productos, relaciones personales, consumo de medios de comunicación…

Creo que cualquier decisión en la vida tiene sus consecuencias y, en mi caso, el hecho de trabajar en Etiopía ha afectado a mis relaciones personales. La familia y los amigos están lejos, y aunque he tenido la suerte de encontrar gente fantástica durante mi estancia en Etiopía, es difícil crear relaciones personales del mismo nivel de la gente que tengo en Catalunya.

En el ámbito del consumo, medios de comunicación, etc. creo que ya prestaba bastante atención a estos temas antes de tener la opción de viajar o de trabajar aquí. Lo que si que te das cuenta es como pocas empresas/corporaciones dominan el mundo, por poner un ejemplo: hace poco que el detergente “Ariel” se ha empezado a comercializar en Etiopía. Ver aquí los mismos anuncios que estamos acostumbrados a ver en el Estado español, donde la única diferencia es que las madres que lavan la ropa son etíopes,… Me hace temblar, sobre todo porque muestran a mujeres de la zona rural, pero no creo que el precio que tiene el Ariel lo puedan pagar las mujeres de esta área. El mundo no es tan pequeño como para que lo que en un lugar sirve pueda servir en todas partes.

¡Actúa!

¿Trabajas o has trabajado como cooperante? Tú mejor que nadie puede ayudarnos a hacer crecer este listado. Anímate, puedes dejar comentarios en esta noticia o escribir la tuya.

Quizás te interesa: Quiero ser cooperante: ¿Por dónde empiezo? El Gobierno español aprueba el Estatuto del Cooperante y Viajar al Sur en clave de solidaridad.

Échale un vistazo a nuestro especial Vacaciones solidarias 2012 y encuentra toda la información que necesitas.

Encuentra más noticias en Canalsolidario.org sobre cooperación internacional y ONG. Lee, lee… y motívate.

—————————————————————————–

En la foto Marta Pocurull (imagen cedida)
Entrevista publicada en Canalsolidario.org