Arxiu de la categoria: Països

Marta Pocurull: “Lo que estoy aprendiendo es que idealizamos la cooperación”

Imatge
¿Todavía te quedan dudas? ¿Qué diferencia hay entre cooperación y voluntariado internacional? ¿Qué significa trabajar en el Sur? Hablamos con Marta Pocurull, que nos explica sus vivencias como voluntaria internacional primero y ahora como expatriada en Etiopía.

Marta Pocurull es de Vilassar de Mar (Barcelona), licenciada en psicología y ha cursado también un máster de cooperación internacional y acción humanitaria. Siempre le ha gustado viajar y aprender, pero nunca ver injusticias. Después de tener los primeros contactos con el mundo del activismo internacional en Palestina y de conocer América del Sur, descubrió Etiopía. Ha estado yendo y viniendo durante siete años, vinculada a diferentes proyectos, ahora trabaja como cooperante en un programa de desarrollo rural.

Por si todavía te quedan dudas entre conceptos, en esta entrevista Marta Pocurull nos habla sobre sus experiencias vinculadas al mundo de las ONG y la solidaridad, aquí y en otros países, como trabajadora o como voluntaria. ¡Seguro que te clarifica muchas dudas!

>> Hay gente que confunde un voluntariado internacional con un trabajo de cooperación internacional al desarrollo. ¿Cuáles son para ti las principales diferencias?

La principal diferencia es el tipo de actividad que se realiza y la formación que se requiere para realizarla. A veces la diferencia puede ser difícil de ver, pero a mi forma de entenderlo, cuando se trabaja en cooperación, lo que se hace es realizar la profesión que una tiene, en un contexto diferente. Asimismo, estos profesionales deben tener unas características propias, como poder adaptarse en diferentes contextos, poder trabajar con equipos multiculturales, etc. En el caso de los voluntarios, creo que la tarea a realizar puede ser diferente a la profesión que uno tiene, pero eso no quita que el compromiso y la responsabilidad adquirida por el trabajo a realizar no pueda ser la misma.

>> ¿Cómo te marcó tu primer voluntariado internacional?

Yo no he hecho muchos voluntariados internacionales. El primero fue una brigada a Palestina, y me impresionó muy positivamente y me hizo ver la necesidad de aprender, sobre todo de aprender cómo se mueve el mundo. Otro voluntariado internacional donde he participado, aunque era trabajadora, fue en Catalunya con paralíticos cerebrales y voluntarios de diferentes partes de Europa. El resto de experiencias como voluntaria relacionada con la cooperación han sido como coordinadora de proyectos con un par de ONG catalanas, una de las responsabilidades de esta posición era viajar a terreno, pero no lo considero un voluntariado internacional.

>> ¿Por qué hiciste el paso de hacer voluntariado internacional con a trabajar en cooperación?

En mi caso, el paso fue hacer de voluntaria en una ONG a trabajar para una organización local en Etiopía. Como muchas cosas en la vida, todo son casualidades. Creo que esta opción es bastante complicada, sobre todo por la dificultad de entrar en contacto con organizaciones locales. Después de unos años de haber terminado esta etapa con la organización etíope, volví al país para intentar encontrar una oportunidad similar, es decir, trabajar en el ámbito local, pero la situación legal había cambiado y el hecho de conseguir los permisos necesarios para ser una trabajadora local se habían endurecido mucho. Ante este hecho, busqué otras opciones yahora estoy como expatriada en un proyecto de desarrollo rural.

>> ¿Qué significa para ti trabajar en un país en vías de desarrollo?

Es difícil de responder, es una mezcla de cosas. Por un lado, es donde puedo realizar mi trabajo, donde aprendo sobre otros modos de vivir y de trabajar; pero a la vez es difícil, incompatibilidades culturales, el idioma, y ​​no siempre es fácil sentirse integrada. En mi caso, me gusta vivir en un país donde la gente se preocupa por los demás, donde la individualidad aún no está establecida en sus vidas. Y en lo personal, me gusta darme cuenta que no necesitamos tanto para vivir.

>> ¿Qué estás aprendiendo de esta experiencia?

Lo que estoy aprendiendo es que idealizamos la cooperación… Mi trabajo, tiene un día a día rutinario, ir a la oficina, reuniones, informes, etc. A veces me da la sensación que mucha gente ve el trabajo vinculado a la cooperación como una aventura, como una posibilidad de viajar y ver mundo. Y no siempre es así, yo tengo la suerte de poder interactuar con las comunidades que forman parte del proyecto donde trabajo, pero esto es sólo una pequeña parte de mi trabajo. Creo que a veces no se consideran todas las limitaciones que tenemos, falta de idioma (en la mayoría de los casos), diferencias culturales, poco conocimiento del país y de la realidad de la situación, etc. y esto hace que las figuras más importantes en la cooperación sean todo el equipo local.

>> ¿Cómo ha afectado en el resto de tu vida el hecho de trabajar en este sector? En tu consumo de productos, relaciones personales, consumo de medios de comunicación…

Creo que cualquier decisión en la vida tiene sus consecuencias y, en mi caso, el hecho de trabajar en Etiopía ha afectado a mis relaciones personales. La familia y los amigos están lejos, y aunque he tenido la suerte de encontrar gente fantástica durante mi estancia en Etiopía, es difícil crear relaciones personales del mismo nivel de la gente que tengo en Catalunya.

En el ámbito del consumo, medios de comunicación, etc. creo que ya prestaba bastante atención a estos temas antes de tener la opción de viajar o de trabajar aquí. Lo que si que te das cuenta es como pocas empresas/corporaciones dominan el mundo, por poner un ejemplo: hace poco que el detergente “Ariel” se ha empezado a comercializar en Etiopía. Ver aquí los mismos anuncios que estamos acostumbrados a ver en el Estado español, donde la única diferencia es que las madres que lavan la ropa son etíopes,… Me hace temblar, sobre todo porque muestran a mujeres de la zona rural, pero no creo que el precio que tiene el Ariel lo puedan pagar las mujeres de esta área. El mundo no es tan pequeño como para que lo que en un lugar sirve pueda servir en todas partes.

¡Actúa!

¿Trabajas o has trabajado como cooperante? Tú mejor que nadie puede ayudarnos a hacer crecer este listado. Anímate, puedes dejar comentarios en esta noticia o escribir la tuya.

Quizás te interesa: Quiero ser cooperante: ¿Por dónde empiezo? El Gobierno español aprueba el Estatuto del Cooperante y Viajar al Sur en clave de solidaridad.

Échale un vistazo a nuestro especial Vacaciones solidarias 2012 y encuentra toda la información que necesitas.

Encuentra más noticias en Canalsolidario.org sobre cooperación internacional y ONG. Lee, lee… y motívate.

—————————————————————————–

En la foto Marta Pocurull (imagen cedida)
Entrevista publicada en Canalsolidario.org

Anuncis

Etiopía (II): ganarse la vida y no morir en el intento

thumb.large.etiopia
Durante el viaje por el Norte de Etiopía de este verano nos hacíamos preguntas como: ¿Cuáles son los principales sectores productivos del país? ¿Cómo se gana la vida su gente? ¿El sistema capitalista neoliberal ha metido sus garras? Conseguimos algunas respuestas y también nuevas preguntas.

Hoy volveremos a hablar de Etiopía. Precisamente esta semana está de fiesta porque acaba de celebrar el año nuevo, el 11 de septiembre, y ha entrado en el 2004 del calendario juliano.

Como ya os explicamos, este verano hemos tenido la suerte de poder viajar a Etiopía. Como turistas queríamos descubrir todos sus rincones, pero queríamos hacerlo de una manera responsable, y por eso la reflexión sobre la situación del país, y la voluntad de contrastar informaciones, romper tópicos y conocer a su gente fueron nuestras acompañantes de viaje. Pudimos conocer algunas de sus actividades económicas y la manera en la que lucha su gente para salir adelante a pesar del contexto económico mundial de la globalización. A lo largo de los días resolvimos algunas dudas, aunque otras se hicieron más grandes.

Mike es un taxista de Addis Abeba, lo conocimos el primer día y nos explicó que en 2010 el gobierno etíope había adoptado una estrategia nacional quinquenal, llamada Plan de Crecimiento y Transformación, que aspira a garantizar elevados índices de crecimiento anual y avances en los ODM, y nos planteamos que quizá esto estaría removiendo alguna cosa dentro del país.

Agricultura
Según el Banco Mundial, la economía etíope está basada principalmente en la agricultura. En 2009 absorbió más del 50% del PIB y más del 80% de la mano de obra, además, supuso un 80% de las exportaciones del país. Esta producción ha estado históricamente en manos de minifundistas y una parte de la producción probablemente no esté registrada en estadísticas oficiales.

Lo comprobamos. En el Norte las cosechas son bastante vulnerables y dependen de las lluvias. Se pueden apreciar diferentes tipos de cultivo: café, arroz, teff (el cereal que se utiliza para hacer la injera), maíz, frutas, etc. Mucha gente participa en las actividades vinculadas a la agricultura: los hombres trabajan el campo, las mujeres y los hombres mayores trajinan con la cosecha, los niños ayudan a venderla… Y en Lalibela nos sorprendieron las largas colas de gente esperando a recibir “la ayuda estatal” en forma de semillas, que curiosamente venían empaquetadas con sacos que tenían impreso el famoso logotipo del USAID. ¿En Etiopía no tienen semilas propias?, nos preguntamos.

El producto principal es el café, del que vive el 25% de la población. Este volumen de producción, que se dedica sobretodo a la exportación, unido a la variabilidad de los precios internacionales del café, hacen que el negocio sea muy inestable. De hecho, en la época de los 90 suponía más de un 50% de las exportaciones, pero esta cifra se ha ido reduciendo considerablemente a favor de otros tipos de exportaciones como ganadería, flores o cuero. La mayoría del café viene de fincas pequeñas, que cultivan un producto de alta calidad y de renombre internacional. De hecho, después de una larga batalla, en 2007 Etiopía firmó un acuerdo de asociación para la explotación con STarbucks, siendo los productores los que menos beneficiados resultaron.

Pero hay más cosas que en los últimos años están comenzando a cambiar. Según Veterinarios Sin Fronteras, el gobierno pretende crear una extensión de 245.000 hectáreas para productos destinados a la exportación, en gran parte para plantaciones de caña de azúcar. La Unión Europea, China o la India también han comenzado a acaparar tierras, en un intento por controlar el precio de los alimentos y de plantar biocombustibles. Mientras, la mayoría de la ayuda alimentaria de emergencia que recibe hoy en día Etiopía ante la crisis es de importación.

Turismo
El turismo ofrece un interesante potencial de crecimiento, ya que Etiopía tiene una gran riqueza en monumentos históricos y paisajes. El gobierno también está desarrollando planes de mejora de la oferta turística, como la promoción del país en el extranjero o la inversión en infraestructuras. Pero tiene una contradicción: por un lado, quiere potenciar el turismo, sector que no llega a un 10% delPIB. Por otro, recibe legítimamente dinero de la cooperación internacional, que en 2009 supuso más de 3.000 millones de dólares, lo que da una imagen internacional de extrema pobreza y que a la vez actúa como repelente del turismo.

En Lalibela conocimos a Amar, preocupado porque en la guía de viajes Lonely Planet (conocida por los locales como la biblia de losfarenji) en lugar de poner el nombre de su hotel, Amar, habían puesto Adam. Amar empezó a ganarse la vida como muchos otros chicos, haciendo trabajos vinculados con el transporte de personas, hasta que pudo tener unos ahorros para comprar un minibús. Ahora tiene un hotel propio, en construcción, y un jeep, que utiliza sobre todo para el transporte de los turistas. Nos confesó que tenía fe en las potencialidades turísticas del país.

En Gonder, un joven guía, Anamay, nos explicó que su gran vocación de estudiante eran las ciencias, pero que sus profesores le recomendaron estudiar historia para poder trabajar de guía en una de las ciudades más turísticas del país. Y tiene razón, un guía se puede ganar bastante bien la vida en el país, la vocación ya es otra cosa.

Trabajos cualificados
Etiopía ha cambiado mucho en los últimos años en temas educativos, nos lo explicó con detalle Marta Pocurull. El gobierno de Meles se propuso mejorar el sistema educativo del país para que hubiera educación básica en todas las ciudades y pueblos, y puso especial énfasis en las zonas rurales.

En la actualidad hay más población educada y con opciones de elegir lo que quiere hacer. Pero, según Pocurull, el hecho de que Etiopía haya seguido una tradición comunista durante décadas ha generado una bolsa de personas licenciadas, a las que el Estado proveía de trabajo, y que ahora se suman a los nuevos graduados.

En este contexto, hay una gran cantidad de personas licenciadas con altas expectativas que no tienen trabajo, así que más gente deja las zonas rurales para intentar ganarse la vida en las ciudades. Encontrar trabajo, muchas veces, pasa por tener contactos y todavía no hay suficientes empresas privadas para ofrecer más puestos de trabajo. A pesar de esto, las estadísticas del Banco Mundial de 2005 dicen que del porcentaje total de personas sin trabajo, entre un 17 y un 20% de la población, sólo un 3,2% son personas con estudios universitarios.

En Wukro coincidimos con Hessen, uno de los jóvenes del proyecto Dalton. A pesar de las dificultades económicas, está estudiando horticultura en la Universidad de Hadar y también inglés por su cuenta porque sabe que esta lengua le puede abrir muchas puertas en un futuro próximo.

——————————————

En 2008 en Etiopía, según el Banco Mundial, había un 39% de personas que vivía por debajo del lindar de la pobreza, mientras el país crece a un ritmo de un 10% de su PIB en los últimos años. Después de conocer, hablar con gente del país y de leer sobre el tema, nos quedan algunas preguntas abiertas:¿Este crecimiento englobará a toda la población por igual? ¿Qué pasará en los próximos años con la apropiación de tierras? ¿Y con sus propietarios? ¿Será el gobierno capaz de generar puestos de trabajo estables y que permitan a las personas con formación crear riqueza dentro del país?

¡Actúa!

Lee el artículo de Esther Vivas Los porqués del hambre, donde explica que la crisis alimentaria a escala global y la hambruna en el Cuerno de África en particular son resultado de la globalización alimentaria al servicio de los intereses privados.

Si conoces otras fuentes de información sobre Etiopía que no sean las del Banco Mundial, compártelas con nosotros y las contrastaremos en este artículo. 🙂

Para acercarte a la realidad de Etiopía desde otra perspectiva también puedes leer: Etiopía más allá de la sequía (I): 5 motivos para no perdértelo.

Nos gustaría que te informaras sobre las causas que agudizan la sequía en el Cuerno de África, puedes echar una ojeada a nuestro especial Hambruna en el Cuerno de África, con recursos e ideas para pasar a la acción.

Según el relator especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación, Jean Ziegler, son los Estados los que tienen que vigilar y regular las actividades de sus empresas transnacionales para garantizar que éstas no violan el derecho a la alimentación. Exige al gobierno español que tome las acciones necesarias para impedir que se siga destruyendo la soberanía alimentaria en África.

En Hacesfalta.org encontrarás otras oportunidades para ciberactuar, haz incidencia política con las causas que te mueven.

————————————————————————-

En la imagen Addis Abeba, Etiopía. Foto de Jarek Jarosz en Flickr
Noticia publicada en Canalsolidario.org

 

Etiopía más allá de la sequía (I): 5 motivos para no perdértelo

thumb.large.IMAG02932

Hoy no hablaremos de sequía, ni de cooperación internacional, ni de las “exóticas” tribus africanas del Sur, ni de los niños de la calle. Hablaremos de Etiopía, un país con un interesantísimo legado histórico, arqueológico y étnico. Un país que lucha para seguir adelante.

Hoy no hablaremos de sequía, ni de cooperación internacional, ni de las “exóticas” tribus africanas del Sur, ni de los niños de la calle. Hablaremos de Etiopía, un país con un interesantísimo legado histórico, arqueológico y étnico. Un país que lucha para seguir adelante.

Este verano algunas hemos tenido la suerte de poder viajar a Etiopía, donde hemos combinado un viaje de turismo mochilero con la visita a organizaciones y proyectos locales. Básicamente hemos estado en algunas zonas del Norte: nuestro viaje comenzó en Addis Abeba y siguió en Lalibela, Mekele, Wukro, Adigrat, Axum, Gonder, Bahar Dar y Tis Abay. Y hemos podido aprender muchísimo de la diversidad y la riqueza del país: a nivel histórico, paisajístico, etnológico, gastronómico… y, como no, también en el aspecto más humano.

 

Es cierto que Etiopía ha tenido una historia política turbulenta, que se agudiza con las sequías cíclicas, el inicio de la segunda guerra mundial, los intentos de colonización por parte de Italia, la guerra civil y más tarde por las dinámicas de la globalización. El resultado ha sido que se haya convertido en uno de los países más pobres del mundo. Sin embargo, esto no significa que no tenga un interesante patrimonio a descubir, lindos y variados paisajes y gentes muy amables dispuestas a acoger a las personas visitantes. Además, desplazarse en transporte público por estas ciudades del Norte que hemos mencionado es relativamente fácil y muy aconsejable.

 

Toma nota, te damos 5 motivos de peso para que conozcas el país, ya sea viajando o leyendo por tu cuenta:

 

1.- “Etiopía= sequía, hambre, malnutrición” No siempre.
Podrás romper con este estereotipo que muchas personas comparten, o hemos compartido, por desconocimiento o por influencia de los medios de comunicación. Es verdad que existen graves problemas de hambre y sequía en determinadas regiones del país. Pero hay un dato significativo que deberías recordar: Etiopía tiene más de 85 millones de habitantes, casi el doble que el Estado español. No todos sus habitantes pasan hambre. Además, cuna del Nilo Azul, comprende paisajes y ecosistemas muy variados: desiertos, tierras verdes, cadenas montañosas, volcanes, abundantes lagos y ríos, bosques frondosos; y también una fauna y flora muy variada.

 

2.- Si viajas por tu cuenta, puedes ayudar al desarrollo de la economía local.
El gobierno etíope está intentando atraer el turismo internacional como una forma de impulsar la economía. Si te alojas en hostales y consumes en tiendas y restaurantes locales contribuirás a que muchas familias puedan tener una vida digna. Además, puedes hacer algunas compras, como pañuelos hechos a mano o artesanía de mimbre y otras fibras. Y por supuesto, viajar con transporte local, divertidísimo, y una buena manera de entrar en contacto con la gente local. Con todo ello, favorecerás la economía de las personas que te acogen y la diversidad cultural de la zona. Un consejo: viajar de turista no siempre tiene efectos positivos en el país. Te recomendamos que antes de viajar al sur, le eches un vistazo a nuestro especial Vacaciones solidarias 2011.

 

3.- La casa de los primeros asentamientos de la humanidad. Viajar allí es como volver a nuestros orígenes, lo corroboran los descubrimientos paleontológicos hechos a lo largo de la falla del Rift. De entre los descubrimientos destaca, el de la primera mujer del mundo, Lucy, hallada en Etiopía el año 1974, que tiene una antigüedad de más de 3.5 millones de años. Y el descubrimiento en el año 2006 de la primera niña del mundo, Selam, de 3.3 millones de años.

 

4.- Abisinia, así se conocía hace mucho tiempo, es uno de los países más antiguos de África y del mundo, por lo tanto, tiene una enorme riqueza histórica.
Fue la región de origen de uno de los mayores reinos del mundo, el reino de Axum, hace más de 3.000 años, y es muy rico en patrimonios históricos y arqueológicos. Los diferentes emperadores que ha tenido el imperio etíope han dejado su imprenta histórica en ciudades como Gonder, Lalibela, Bahar Dar o la misma Axum. Haile Selassie fue el último de una generación de 225 emperadores que compartían sangre con el Rey David y el Rey Salomón.

 

5.- Una región con personalidad.
Es el único país de África que no fue colonizado por Europa y, al contrario de lo que pasó en muchas otras áreas del continente, no sufrió la amputación cultural por la colonización. Precisamente, su gente se siente muy orgullosa por ello. Además, por razones religiosas, políticas y geográficas, como sus elevadas altitudes, se mantuvo aislada durante siglos y, por ejemplo, el cristianismo y el judaísmo etíopes desarrollaron prácticas religiosas muy singulares. De hecho, el ge’ez sigue siendo la lengua litúrgica de la iglesia ortodoxa etíope.

 

Además, en Etiopía se hablan 82 lenguas diferentes y 200 dialectos, y se profesan el cristianismo, el islam, el animismo y el judaísmo. O sea, conviven numerosos grupos étnicos, religiosos y culturales.

 

¿Te atreves a conocer Etiopía de otra manera?

——————————————————————–

 

Imagen: Este puente, construido por Italia en 1626, permite acceder hasta las cataratas del Nilo Azul. La imagen es de Amaia García.
Noticia publicada en Canalsolidario.org