Arxiu de la categoria: Pau i conflictes

5 claves para entender la situación en Somalia y 5 claves para actuar

thumb.large.somalia
Somalia ha vuelto a ser noticia después de la deseada liberación de las cooperantes de Médicos sin Fronteras. Aprovechamos la ocasión para buscar claves que nos permitan entender mejor la situación del país. La Escola de Cultura de Pau y el Institute for Security Studies nos echan una mano.

El nuevo Parlamento Federal de Somalia, constituido en septiembre de 2012, nombró, por primera vez después de la independencia de forma popular, a Hassan Sheikh Mohamud como nuevo presidente del país. Asimismo, aprobó, a propuesta del presidente y por una amplia mayoría, a Abdi Farah Shirdon, no vinculado a la clase política somalí, como nuevo primer ministro del nuevo Gobierno Federal de Somalia. Juntos tenían el reto de terminar con la guerra y estabilizar el país.

Los investigadores Neus Ramis Seguí y Andrews Attah- Asamoa consideran que “han habido notables progresos en el ámbito de la seguridad dentro el país y también un avance del proceso de estabilización política acompañado de reformas judiciales, entre otras medidas. Pero a pesar de los avances, el país todavía tiene muchos retos por delante.

Compartimos 5 claves para entender cuál es la situación en el país,extraídas del informe Alerta 2013 de la Escuela de Cultura de Paz.

1) Inicio del conflicto: El conflicto armado y la ausencia de autoridad central efectiva en el país tienen sus orígenes en 1988, cuando una coalición de grupos opositores se rebeló contra el poder dictatorial de Siad Barre y tres años después consiguieron derrocarlo. Esta situación dio paso a una nueva lucha dentro de esta coalición para ocupar el vacío de poder, que ha provocado la destrucción del país y la muerte de más de 300.000 personas desde 1991, a pesar de la fracasada intervención internacional de principios de los noventa.

2) Procesos de paz: Los diversos procesos de paz para intentar instaurar una autoridad central han tropezado con numerosas dificultades, entre las que destacan los agravios entre los diferentes clanes y subclanes que configuran la estructura social somalí, la injerencia de Etiopía, Eritrea y EEUU, y el poder de los diversos señores de la guerra. La última iniciativa de paz conformó en 2004 el Gobierno Federal de Transición (GFT), que se ha apoyado en Etiopía para intentar recuperar el control del país, parcialmente en manos de la Unión de los Tribunales Islámicos (UTI). La facción moderada de la UTI se ha unido al GFT y juntos se enfrentan a las milicias de la facción radical de la UTI, agrupadas en el grupo armado islamista alShabaab, que controla parte de la zona sur del país.

3) Conflicto armado en 2012: La finalización de la transición y el inicio de un nuevo gobierno en septiembre del año pasado se desarrolló paralelamente a la ofensiva de las fuerzas gubernamentales apoyadas por la Unión Africana (UA) y Etiopía contra al-Shabaab, provocada la caída de diversos feudos pero que causó centenares de víctimas y el desplazamiento forzado de miles de personas, sobre todo en la región sur del país. El grupo armado fue perdiendo el control de las principales ciudades pero se retiró a localidades más remotas del sur de Somalia. Además, la insurgencia mantenía una importante capacidad para infiltrarse en zonas controladas por el Gobierno. No obstante, algunos avances militares contra al-Shabaab generaron vacíos de seguridad debido a la lentitud de la African Union Mission in Somalia (AMISOM) en desplegarse en los territorios liberados junto con las fuerzas etíopes.

4) Lucha contra la piratería e intereses estratégicos: El Cuerno de África es una zona de enorme importancia geoestratégica para Europa, y en particular para España que tiene una gran flota pesquera en sus aguas. A finales de febrero de 2012 la UE extendió la operación contra la piratería en aguas del Cuerno de África hasta 2014, ampliando las acciones militares a “territorio terrestre”, lo que podría significar una escalada de las acciones bélicas. En este sentido, la la Oficina Marítima Internacional publicó, en su informe sobre el año 2012, que entre los meses de enero y septiembre se han registraron 233 agresiones de piratería, el nivel más bajo desde 2009. Además, Somalia y el Cuerno de África supone la puerta de entrada al Mar Rojo y al canal de Suez a la Mediterránea y en definitiva a Europa de todos los recursos naturales y exportaciones de los países de la UE hacia todo Oriente Mediano y Asia.

5) Corrupción y venta de armas: El Grupo de Monitoreo sobre Somalia y Eritrea de la ONU alertó en julio sobre los elevados niveles de fraude, corrupción y malversación de fondos del Gobierno de transición de Somalia (GFT), (en el poder de 2006 a 2012), recibidos de la comunidad internacional y la instrumentalización de la ayuda humanitaria. El Grupo también destacó la reducción sustancial del apoyo de Eritrea a al-Shabaab y la persistencia de la violación sistemática del embargo de armas, tanto por parte de Estados como Yemen o Etiopía, como por las compañías de seguridad privada estadounidenses.

5 claves para actuar…

1) Informarte para entender más y mejor el conflicto. Una buena opción es a través de informes o libros.

>> El informe del Centro Delàs titulado Piratería en Somalia: excusa u oportunidad geopolítica? concluye que la operación Atalanta no ha servido para reducir el número de ataques de piratería.

>> Peace and Security Council Report del Institute for Security Studies, aborda los avances en seguridad, los retos del proceso de paz y las posibles actuaciones ante la situación de bloqueo actual, elaborado en junio de 2013.

>> 2013: Somalia y el Cuerno de África en la encrucijada, del Instituto Español de Estudios Estratégicos.

>> Somalia: The real causes of famine de Michel Chossudovsky, publicado por primera vez en 1994, en Third World Resurgence y Le monde diplomatique

2) Exigir a la comunidad internacional la condonación de la deuda somalí y sumarte a la campaña ¿Quién debe a Quién?

3) Haz incidencia política vía redes sociales exigiendo a los partidos políticos que cumplan aquello que prometieron en la campaña electoral y que se retiren las operaciones militares de la zona, especialmente de la operación Atalanta. Recuerda, ¿a qué se comprometen los partidos políticos en materia de paz y desarme?

4) Sigue colaborando con entidades que llevan años trabajando en el país o la zona, en ayuda humanitaria, en cooperación al desarrollo, derechos humanos…

5) Pedir a las entidades con las que hemos colaborado que rindan cuentas, no sólo del dinero, también de los logros que han conseguido, las actuaciones que han llevado a cabo, etc. Actuar de la misma manera con los fondos que el Gobierno y la comunidad internacional llevan a cabo. A través de la AECID u otros mecanismos exigir la puesta en marcha de mecanismos de transparencia y control.

¡Actúa!

Si quieres saber más sobre las causas de los conflictos olvidados y el modo de trabajar para desactivarlos, no te pierdas el especial informativo Conflictos, ¿silenciados o ignorados? ¡No los olvidamos! con informaciones y recursos para pasar a la acción.

———————————————-

La imagen es de EU Humanitarian Aid and Civil Protection en Flickr
Artículo publicado en Canalsolidario.org

Anuncis

Dima Khatib: “Derribar un régimen por Internet no es posible, que nadie se lo crea”

thumb.large.DimaKhatib_lus_tato
Blogger y tuitera incansable, la periodista Dima Khatib ha sido una de las figuras árabes más influyentes en Twitter durante la cobertura de las revoluciones árabes. Visitó Barcelona este verano para participar en el AmnesTea & tuits y allí pudimos hablar con ella.

Políglota, cosmopolita y viajera, comenzó su carrera como periodista muy joven. Desde 1997 trabaja en Al-Jazira y actualmente es corresponsal de la cadena para América Latina.

Periodista, mujer, palestina y nacida en Siria. ¿Qué supone?
Ser mujer en el mundo árabe implica una lucha diaria si quieres cruzar las líneas impuestas por la sociedad, las autoridades, la ley y la familia, para llegar más allá del papel tradicional. Yo tuve mucha suerte porque mi familia tiene mucho respeto por la mujer y eso me ayudó a enfrentar todo lo demás. Por ejemplo, con 30 años, me costó mantener el cargo en la Jefatura de redacción de la sede en Doha y mostrar mi autoridad delante de los hombres. Cuando me enviaban al extranjero siempre se cuestionó por qué se enviaba una mujer y no a un hombre. Y hasta hoy yo soy la única mujer jefe de corresponsalía de Al-Jazira árabe.

Por lo tanto, ser mujer me ha enseñado a esforzarme mucho, a ser más resistente y estar siempre preparada ante cualquier ataque a mi integridad, a mi feminidad y a mi profesionalidad. Ser palestina y siria a la vez me ha enseñado a amar las dos patrias, a luchar por la causa palestina y saber que hay cosas por las que sacrificarse, aunque no lleguen nunca. Sinceramente, no tengo nacionalidad palestina ni siria y eso me ha llevado a hacer una vida un poco errante por todo el mundo, porque conservo mis identidades y, al mismo tiempo, absorbo las identidades y las culturas que voy conociendo.

¿Cuál debe ser el papel del periodismo ante las injusticias del mundo?
El periodista debe ser un ciudadano que entiende y es capaz de levantar las preocupaciones del resto a través de su periodismo para buscar una solución, debe tener sus criterios éticos y morales. Sin embargo, durante estos últimos años, he notado que gran parte del periodismo se ha convertido en la voz de las élites políticas. En el caso de las revoluciones árabes, por ejemplo, no me parece ético que el periodista tenga que ser objetivo, es decir, ir a ver por qué el gobierno está masacrando a la gente que se manifiesta pacíficamente en una plaza.

A mí me han cambiado estas revoluciones porque sentí que, como periodista, tenía que estar con el pueblo. De todos modos, hoy ya no es posible contener las verdades. Esta era se acabó con la llegada de la era digital. Si el periodista no explica lo está que sucediendo en el medio de la empresa que le paga, algún ciudadano lo dirá en Internet. Entonces, los medios se sienten obligados a verificar estos temas y a cubrirlos. Yo quiero llamarlo un nuevo matrimonio entre el periodismo tradicional y el nuevo periodismo, donde los dos se necesitan para poder llegar a una verdad más acertada.

¿Cómo fue tu relación con la guerra de Irak y Afganistán en la Jefatura de redacción en Qatar?
Cuando eres periodista y sabes lo que piensan los políticos, y cada día estás tratando la información que llega de ellos, y sabes que vendrá una guerra y no puedes hacer nada y que los políticos están mintiendo, y luego viene esta guerra y tú estás recibiendo todas las imágenes de ciudades destruidas, de cadáveres, de sangre… te sientes impotente de verdad.

Como una de las jefas de redacción en la guerra de Afganistán e Irak, entre otras cosas, desde Doha, debía revisar imágenes que nos llegaban frescas y escoger cuáles emitiríamos. En aquellos tiempos, la gente no estaba acostumbrada a ver cadáveres como hoy en día. Un día la OTAN dijo que había bombardeado un campamento de terroristas en un pueblo de Afganistán, pero las imágenes que teníamos eran sólo de niños y mujeres, todos muertos. Además, el 8 de abril de 2003, se produjo el ataque contra los periodistas en Irak y murió un compañero de Al-Jazira. Fue uno de los días más tristes de mi vida, allí, en Doha, enviando a los reporteros a salir a hablar en vivo, arriesgando la vida. El día que Bush anunció el fin de las operaciones tuve que hacer un descanso porque no podía aguantar el peso de aquella responsabilidad. Entonces, volví a Asia.

Y luego pudiste cumplir tu sueño…
Sí, ir a América Latina para explicar al mundo árabe su historia a través de las cosas que tenemos en común y aprender de su experiencia. Cuando llegué, comenzaba el éxito de la izquierda en América Latina. Los televidentes de Al-Jazira y yo vivimos la formación de nuevos bloques, donde los suramericanos o latinoamericanos comenzaban a enfocar sus objetivos sin que los Estados Unidos les dijeran cómo debían ser las cosas.

¿Esta acumulación de experiencias te ha ayudado a cubrir mejor las revoluciones árabes?
Sí, creo que ha sido una situación muy excepcional, el hecho de estar muy lejos –en Venezuela– pero sentirme como si estuviera dentro del mundo árabe. Tenía una ventaja enorme por poder expresarme en línea (Twitter, blog, Facebook) con libertad, sin consecuencias para mi salud, seguridad, familia, etc. A la vez, tenía una visión muy globalizada por el hecho de conocer otros procesos revolucionarios, por mi vivencia y por background del mundo árabe o mi experiencia en el norte. Entonces, ofrecía mucho contexto histórico, social, cultural, etc. a los acontecimientos, lo que no puede hacer un periodista o un activista en pleno conflicto. Sobre todo, escribía en idiomas extranjeros, para gente no árabe que quizás no conocía esta realidad.

Ahora sientes responsabilidad hacia las 140.000 personas que te siguen en Twitter…
Siento mucha responsabilidad porque pasan muchas cosas cuando tienes tanta presencia. Primero vas más allá del espacio Twitter; a veces me citan los medios tradicionales. Segundo, cuando digo algo, tiene un impacto sobre ciertas personas y por eso tengo que pensar mucho antes de escribir. En la mayoría de países donde hubo revolución, la gente está confundida y busca respuestas. La idea no es crear conflicto por crearlo, es crear polémica para que la gente dialogue, escuche y conozca el punto de vista del otro. En Twitter, he dejado de escribir cosas que crean polémica sólo por crearla; intento ser más constructiva, pero es más difícil que antes. Además, ahora tengo un enfoque mucho más hacia el mundo árabe porque la mayoría de mis seguidores son de allí.

¿Las revoluciones árabes se producen primero en Internet o en la calle?
Antes de las revoluciones Internet había permitido que una minoría –la elite digital del mundo árabe porque tiene acceso a Internet y a educación– creara un espacio digital para hablar de temas que en la calle no podían por la falta de libertad de expresión y de prensa. Pero derribar un régimen por Internet no es posible; que nadie se lo crea. La revolución en el mundo árabe es el resultado de la frustración de la población que prefería arriesgar su vida antes que continuar en esa situación. Si cayeron los dictadores en Túnez y en Egipto fue porque la población entera salió a la calle, hubo huelgas y se paralizó el país. Cuando esta gente sale a la calle, existe otra estructura en Internet que ayuda a continuar debatiendo e informando: adquiere un rol de convocatoria y permite saber qué está pasando en otras ciudades o intercambiar experiencias entre los activistas de los países árabes. Lo que ha hecho la herramienta, quizás, es acelerar la revolución. Es un mundo paralelo al real, pero no son revoluciones de Internet, ya que, por ejemplo, la gran mayoría de gente no utiliza Facebook y mucha otra no sabe leer ni escribir.

¡Actúa!

Más información en el blog de Dima Khatib o en su cuenta de Twitter.

En el AmnesTea & tuits salió un debate muy interesante. También puedes consultar el documento recopilatorio de Tweets.

Para saber más lee Guerrilleros del teclado, un libro de la periodista Lali Sandiumenge sobre las revueltas árabes.

¡No dejes pasar ni una! Lee más noticias sobre Derechos Humanos y Comunicación Social en Canalsolidario.org y comparte con nosotras tus reflexiones.

Entra en la web de Amnistía Internacional y consulta las actividades que llevan a cabo, ¡implícate!

————————————————————-

En la imagen: Dima Khatib en la entrevista. Foto: Luis Tato (Setmanari La Directa)
Entrevista publicada en Canalsolidario.org

Día Internacional de la Paz: hazla de 8 maneras diferentes

thumb.large.peace (1)
El 21 de septiembre se celebra el Día de la Paz. Este año Naciones Unidas ha escogido el lema: “Paz y democracia: haz que tu voz se oiga”. En Canalsolidario.org nos encanta que pases a la acción y te hagas escuchar. Te proponemos ocho acciones sencillas para hacer la paz a lo largo del día.

Según la Fundación Cultura y Paz, podemos definir cultura de paz como “un conjunto de valores, actitudes y comportamientos que reflejan el respeto a la vida, al ser humano y a su dignidad y que ponen en primer plano a los derechos humanos, el rechazo a la violencia en todas sus formas y la adhesión a los principios de libertad, justicia, solidaridad y tolerancia, así como la comprensión entre los pueblos, los colectivos y las personas”.

 

A partir de esta definición, y teniendo en cuenta que este año el lema del Día Internacional de la Paz es haz que tu voz se oiga, te damos ocho ideas de acuerdo con esta concepción para que no tengas excusas para hacer la paz a lo largo del día de hoy:

 

1.- Cultura de paz a través de la educación: si trabajas en el ámbito de la educación, ya sea en un colegio o en un dentro de educación extraescolar (asociaciones juveniles, agrupamientos, centros cívicos, etc.), consulta alguna ficha didáctica sobre como trabajar la paz en el aula y aplícala. Verás que son divertidas y que permiten profundizar en conceptos como el diálogo, la diversidad, la empatía o la aceptación. Si eres madre, padre, tío, tía… explica al pequeño o a la pequeña de casa qué significa el término paz y pídele después que haga un dibujo o alguna creación artística.

 

2.- Desarrollo económico, social y personal sostenible: No vayas a comprar al supermercado, compra en la tienda de tu barrio, la que está en la esquina. No saques dinero del banco, en la medida que puedas. Comienza tu revolución interior: regálate un libro para inspirarte, puedes ir a la biblioteca y escoger uno. Aquí tienes los 50 libros que hay que conocer sobre la cultura de paz.

 

3.- Respeto de todos los derechos humanos: En los últimos años, el aumento de la diversidad sociocultural en muchos pueblos y ciudades ha generado un aumento en la creación de rumores y estereotipos que derivan, en la mayoría de los casos, en prejuicios y actitudes discriminatorias. Puedes consultar el manual para combatir rumores y estereotipos sobre la diversidad cultural en Barcelona. Y ponerlo en práctica: si ves una actitud racista, denúnciala y explica con paciencia a la persona que la haya tenido que todos y todas somos iguales.

 

4.- Igualdad entre mujer y hombre: Utiliza lenguaje inclusivo, puedes consultar esta guía rápida para lenguaje no sexista. Haz un paréntesis, hoy no veas ninguna serie de televisión que muestre el ideal de amor vinculado a sufrimiento y la eterna lucha entre mujeres, y recuerda que todas podemos hacer algo para evitar una futura situación donde se dé la violencia machista. También puedes conocer la última campaña contra la violencia de género del Ministerio de Igualdad: No te saltes las señales, escoge vivir. Y explicarnos cuál es tu opinión…

 

5.- Participa de la democracia: como ciudadano o ciudadana tienes derecho a participar en la toma de decisiones políticas en el país, hazlo. En las próximas elecciones generales los partidos extra-parlamentarios tienen que obtener el aval del 0,1 por ciento de los ciudadanos y ciudadanas censados en cada provincia para poder presentarse. Si crees que alguno de ellos es el tuyo, ¡aválalo!. También puedes ciberactuar con Amnistía Internacional y pedir a los partidos políticos que incorporen los derechos humanos en sus programas electorales.

 

6.- Comprensión, tolerancia y solidaridad: llama a tu abuela para desearle un buen día, ayuda a tu vecina de escalera a llevar las bolsas, recicla, mira una película extranjera, sonríe, etc… ¡Ponle tanta imaginación como quieras! Hoy también se celebra el Día Internacional de la Lucha contra el Alzheimer, infórmate. Y si te supone un esfuerzo escuchar a los demás, hoy esfuérzate, muérdete la lengua y deja hablar aunque tu opinión sea otra, y después expón tu opinión con tranquilidad.

 

7.- Comunicación participativa y libre circulación de información y conocimientos: si estamos bien informadas somos menos manipulables, somos más fuertes y podemos denunciar con más contundencia. Exprésate, da tu opinión, contrasta, ¡pero infórmate también! Utiliza medios de comunicación plurales y busca los diferentes prismas de una misma realidad. También puedes echar una ojeada al blog Cicomunica, un espacio para compartir reflexiones, experiencias y análisis sobre el potencial transformador de la comunicación y para debatir cómo la comunicación de los mass media y de las organizaciones sociales está favoreciendo, o no, la formación de una ciudadanía crítica, comprometida y solidaria.

 

8.- Incidencia política en desarme: Diversas ONG llevan a cabo campañas de sensibilización social y presión política que reclaman a las instituciones compromisos hacia el desarme, la prevención de conflictos y el fomento de la paz. Conoce las campañas que están en activo y encuentra la manera de darles apoyo. Algunas son: Armas bajo controlObjeción fiscal y Banca sin Armas.

————————————————————————————————————-

La imagen es de live w mcs en Flickr
Noticia publicada en Canalsolidario.org

5 claves para entender el pasado y el futuro de Costa de Marfil

costaivori
Ante un conflicto donde todo el mundo parece dividido y polarizado, hemos hablado con Albert Caramés, ex-técnico de desarme en la misión de la ONU en Costa de Marfil y colaborador del Instituto Catalán Internacional por la Paz. Nos da 5 ideas y más recursos por facilitar la comprensión.

Elecciones de noviembre de 2010
Si tomamos el resultado de la totalidad del electorado, es el real. Tanto los observadores nacionales como internacionales han asegurado que se han dado tantas irregularidades en el Norte (zona donde el consejo constitucional anuló el resultado de 7 regiones) como en el Oeste y el Sur del país. Otra cosa son las condiciones con las que se llega a las elecciones: fuertes críticas sobre los procesos de desarme y de identificación.

El país, hoy
Continúan los enfrentamientos armados entre los dos campos en la capital económica, Abidjan. Las consecuencias humanitarias y las denuncias de violaciones de derechos humanos en esta ciudad, así como en el Oeste del país, son un hecho dramático. También hace falta estar muy atentos a las consecuencias que pueda tener la detención de Gbagbo: reacciones patrióticas de la población contra la injerencia de Francia y las Naciones unidas.

Los intereses económicos internacionales
El cacao (40% de las exportaciones mundiales provienen de la Costa de Marfil) y el café son los principales activos económicos del país. El embargo de las exportaciones decretado por la Unión Europea ha sido un factor que ha llevado, como mecanismo de presión, a la asfixia económica del país. Pero la demanda de Ouattara ha hecho que la UE haya levantado estas sanciones.

Pasos para una paz duradera
Utópicamente, un gobierno de unidad, una comisión de la verdad y una refundación de las fuerzas armadas deberán ser las primeras medidas a tomar. Dada la polarización de ambos discursos, proyectado con una reacción violenta, parece un escenario lejano al fin y al cabo.

Posible mediación para resolver el conflicto
La mediación debería tomar el cariz más nacional posible, con representantes (civiles y militares) de ambas partes, así como miembros de la sociedad civil. La comunidad internacional (encabezada por la Unión Africana y Naciones Unidas, que ya han hecho propuestas), deberán tender puentes por el diálogo. Las organizaciones humanitarias, por desgracia, tienen tareas a cumplir ahora mismo, aun cuando no los permiten operar. Las ONGD se deberán centrar en el espaldarazo de tareas de gobernabilidad, promulgando una noción de cooperación más centrada en la justicia que en el paternalismo.

>> Puedes encontrar más información sobre el país puedes consultar los siguientes recursos: El proceso de paz en Costa de MarfilRetos y cuestiones pendientes un año después de Ouagadougou de la Escuela de Cultura de Paz; La lucha por el poder yEl dilema electoral africano del IECAH o la web de la misión de la ONU en la Costa de Marfil- ONUCI.

¡Actúa!

Puedes leer otras noticias de Canalsolidario.org relacionadas con Paz y conflictos.

También puedes expresar tu opinión dejando tus comentarios en esta noticia!

——————————————————————-

La foto es de BBC Network Africa Broadcast a Gagnoa, Costa de Marfil
Artículo publicado en Canalsolidario.org