Arxiu de la categoria: TIC

Periodismo de datos, ¿nos sirve a las ONG?

b
El periodismo de datos puede ser una buena manera de responder a las necesidades de las ONG en transparencia, rendición de cuentas e incidencia política. ¿Por qué no ser aliadas de periodistas especializados en visualización de datos y multimedia?

Entre los objetivos de las entidades sociales se encuentra la incidencia política, pero también el rendir cuentas y ser transparentes con las personas socias y simpatizantes.

El periodismo de datos puede ser una buena manera de responder a estas necesidades. Y en este sentido periodistas y ONGONG y periodistas, pueden y deben ser grandes aliadas. ¿Por qué no trabajar conjuntamente?

Las entidades tenemos datos contundentes para dar argumentos sobre las causas y no sólo las consecuencias de la pobreza y el hambre en el mundo, del cambio climático, de las deudas ilegítimas, de la vulneración de derechos humanos en las fronteras, etc. Además tenemos fuentes de información, son nuestras entidades socias  del Sur, nuestros expatriados, nuestro personal voluntario, etc. Y por supuesto, tenemos historias humanas, el ingrediente esencial que reivindican los y las periodistas.

Por su parte, los periodistas especializados en visualización de datos y multimedia tienen herramientas para convertir nuestros informes, bases de datos y fuentes de información en estudios y reportajes de investigación con capacidad para incidir en aquellos que toman decisiones, y para garantizar la rendición de cuentas y la transparencia.

La semana pasada el DevreporterNetwork impartió en Barcelona un taller para técnicos de entidades sociales y periodistas sobre “Investigación y reportajes a partir de bases de datos”, en él se presentó el proyecto Ayudaaldesarrollo.es, resultado de cuatro meses de trabajo por parte de un equipo de ocho personas que se propusieron investigar periodísticamente cómo afectan los recortes a la cooperación española. Compartimos la presentación que Jesús Escudero utilizó en el taller, con algunas claves e ideas para llevar a cabo un proyecto de este tipo.

También se presentó Migrants’ Files, un proyecto de periodismo de datos impulsado por un grupo de periodistas europeos para calcular y reportar con precisión las muertes de migrantes que buscan refugio en Europa y que cuenta con el apoyo de ONG que trabajan en esta materia.

¡Actúa!
Encuentra más información en la devreporter network, una red transregional de periodistas, universitarios y profesionales de la comunicación de la solidaridad internacional que pretende favorecer un intercambio continuo entre los participantes, para trabajar el desmantelamiento de estereotipos y la decodificación de la información.

————————————————————
La imagen es de infocux Technologies en Flickr
Artículo publicado en Canalsolidario.org.

Anuncis

Buenas prácticas en participación 2.0 según Dolors Reig y Bernardo Gutiérrez

thumb.large.web2
Bernardo Gutiérrez y Dolors Reig comparten con nosotros su visión sobre el fascinante mundo de lasTIC, la democracia y participación y nos explican algunos de los muchos proyectos innovadores que están funcionando. ¡No te los pierdas porque son unos expertos!

Bernardo Gutiérrez y Dolors Reig llevan años trabajando en la temática que nos ocupa en este especial, comparten con nosotros su visión sobre la asombrosa relación entre las TIC, la democracia y la participación. Además también les hemos pedido que nos hablen de tres proyectos innovadores y exitosos sobre nuevas tecnologías y participación vinculados con temas sociales, ¡y nos han explicado iniciativas muy interesantes!

Es un gusto contar con sus colaboraciones porque ambos son referentes y expertos en la materia. Desde aquí queremos agradecerles su participación desinteresada.

Dolors Reig no necesita presentación, gestiona y edita el espacio – AcademiaEl caparazón, es experta en internet, educación 2.0, redes sociales e innovación. Además, es psicóloga social, conferenciante, consultora y profesora; también ha escrito los libros Socionomía y Los jóvenes en la era de la hiperconectividad.

En el vídeo Dolors nos habla del concepto de Tecnologías del Empoderamiento y la Participación (TEP) y nos cita ejemplos de participación y política 2.0 en el ámbito internacional.

 

Bernardo Gutiérrez tampoco necesita presentación, es periodista, fotógrafo, escritor y consultor de medios. Escribe en medios tanto nacionales como internacionales y da conferencias sobre la cultura hacker, ciudades, de código abierto de la ciudad transmedia, redes, cultura libre, el activismo digital y el mundo P2P. Además, es fundador y CEO de futuramedia.net. y ha publicado los libros Calle Amazonas y #24H.

En el vídeo Bernardo nos habla de la cultura copyleft y del paradigma del Código Abierto, también nos cita proyectos de participación 2.0 de ámbito nacional e internacional.

 

¡Actúa!

Sigue a Bernardo Gutiérrez y Dolors Reig en Twitter y verás qué puedes aprender y debatir con ellos sobre TIC, participación y ciudadanía.

Si conoces otros proyectos chulos que promouevan la transparencia y la participación ciudadana las puedescomentar en esta noticia.

—————————————————————

Imagen de dgray_xplane en Flickr
Artículo publicado en Canalsolidario.org

Medialab-Prado: “Existen demandas ciudadanas de políticas de datos abiertos y de auto organización”

thumb.large.medialab
Medialab-Prado es un laboratorio ciudadano de producción, investigación y difusión de proyectos culturales que explora las formas de experimentación y aprendizaje colaborativo surgidas de las redes digitales. Hablamos de los proyectos presentes y futuros con Laura Fernández del Área de Las Artes.

>> ¿Qué tipo de metodologías de trabajo lleváis a cabo para fomentar la conexión entre personas con propuestas y potenciales colaboradores?
Fundamentalmente, la labor de escucha activa y bienvenida que desarrollan los mediadores culturales. Estos reciben a los visitantes y usuarios en el espacio del medialab, y dialogan con ellos en función de sus intereses e inquietudes. A través de estas conversaciones se tejen nuevas relaciones con proyectos, grupos o personas vinculados al medialab.

Además, se abren convocatorias sobre temáticas específicas en las que se seleccionan y da difusión a proyectos para que se incorporen a ellos los colaboradores interesados. Esta unión entre propuestas y colaboradores se fragua en el contexto de talleres intensivos en los que invitamos a asesores expertos que acompañan un proceso de prototipado colaborativo de las ideas que se han propuesto inicialmente.

Por último, tenemos una cita periódica todos los viernes por la tarde, a la que llamamos “Viernes Openlab”. Se trata de un espacio de encuentro informal, facilitado también por los mediadores culturales, en el que se da espacio para que se presenten ideas y proyectos que busquen colaboración.

>> ¿Cómo funciona el proceso de selección para que los colectivos o grupos puedan utilizar los espacios?
No hay una selección como tal sino un proceso de diálogo con las iniciativas que llegan o a las que buscamos. Intentamos darles cabida a todas siempre que los grupos estén abiertos a cualquiera, y que puedan enmarcarse en alguna de las líneas de trabajo que desarrolla Medialab-Prado. Cada uno de los mediadores culturales que trabaja con nosotros lidera una “estación de trabajo”, que es un laboratorio abierto dedicado a un área temática específica en los que nos gustaría hacer confluir producción, investigación y exhibición. Algunas de estas áreas son hardware libre, programación creativa, impresión 3D, diseño gráfico libre, innovación con papel, diseño abierto desde la diversidad funcional, ciencia ciudadana, cultura de datos o experimentación culinaria. Así que los mediadores, cada uno desde su especialidad, nos apoyan en esta l*abor distribuida de recepción de propuestas, apertura de conversaciones y búsqueda activa de iniciativas y grupos* que estén trabajando con estas temáticas.

>> Hablemos un poco de Procomún ¿Qué prototipos o proyectos estáis llevando a cabo a escala nacional e internacional?
El laboratorio del procomún de Medialab-Prado ha acogido las actividades de una gran diversidad de proyectos. Entre los que ahora mismo son más activos están:
– Memoria y procomún, un grupo dirigido por Juan Gutiérrez sobre la creación colectiva de la memoria compartida, la subjetividad de los recuerdos y su relación con la historia
– Madrid Guifi-net, una red de telecomunicaciones abierta, libre y neutral que se vertebra a partir de un acuerdo de interconexión entre iguales, donde cada participante, al conectarse, extiende la red y obtiene conexión con todos los demás.
– Kune, un grupo de trabajo sobre la plataforma Kune, una herramienta web para fomentar la colaboración, la compartición de contenidos y la cultura libre,coordinado por el colectivo Comunes.
– Traducciones procomún, un grupo de traducciones colaborativas coordinado por Florencio Cabello que tiene como objetivo el estudio y la edición en castellano de relevantes obras sobre las tecnologías y redes digitales de comunicación, así como su vinculación con profundas transformaciones políticas, económicas y culturales, todo ello desde la perspectiva del procomún.
– El nuevo proyecto que está poniendo en marcha Javier de la Cueva para releer y analizar en grupo “El Código 2.0” y formular conexiones conceptuales y empíricas de este texto de Lawrence Lessig.

>> ¿Nos puedes explicar buenas prácticas de hardware creativo aplicado a proyectos de participación ciudadana?
Podemos poner dos ejemplos de proyectos que han tenido presencia en Medialab-Prado. El primero es Air Quality Egg, un dispositivo abierto y de bajo coste para la medición de la calidad del aire por parte de los ciudadanos, creado colaborativamente por personas de todo el mundo: El segundo es un espectómetro casero de bolsillo desarrollado por el Public Lab de Nueva York, que se presentó en el Hackfets de Ciencia Ciudadana que se celebró en medialab el pasado mayo. Construido con materiales reciclados y conectado a un smartphone, puede usarse por ejemplo para analizar muestras de agua.

>> Smart cities, ¿o ciudades más cooperativas, inclusivas, humanas y sostenibles?

La denominación Smart Cities se emplea en distintos contextos con distintos significados. La idea más habitual es que a través de la instalación de nuevas infraestructuras tecnológicas las ciudades podrán llegar a ser más eficientes y sostenibles. Frente a esta visión centralizada y de control en el que el diseño y la tecnología se imponen de arriba-abajo, existen demandas ciudadanas de políticas de datos abiertos y prácticas de auto organización ciudadana, en las que lo principal es ver en que medida las personas pueden desarrollar sus capacidades en proyectos que contribuyen al bien común. Así, una ciuadad inteligente sería aquella que permita que cualquiera pueda desarrollar sus capacidades en beneficio de la propia ciudad. Un ejemplo de este enfoque es el grupo Internet de las cosas Madrid (IoT Madrid), que ha celebrado varias sesiones de trabajo en Medialab-Prado, en las que entre otros proyectos se ha trabajado sobre el Air quality Egg mencionado más arriba.

>> Para acabar, ¿nos puedes anticipar algunos de los próximos proyectos ilusionantes que pensáis acoger?

Para noviembre (29 y 30) estamos preparando un “Hackfest” de Ciencia ciudadana en colaboración con La Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt), que tiene como objetivo trasladar a los grupos de investigación de las Universidades Españolas el movimiento en ciernes de la ciencia ciudadana. Además de conferencias de científicos reconocidos de este campo, habrá un “hackathon” destinado a los investigadores y abierto a la participación de todos los interesados: diseñadores, programadores, hackers, activistas, científicos amateurs, etc.

Próximamente pondremos también en marcha, en colaboración con el Departamento de Juventud del Ayuntaminento, el proyecto “Playlab: relatos y videojuegos”, un grupo de experimentación dirigido a niños y jóvenes que tiene como objetivo la investigación e innovación en las narrativas presentes en los videojuegos, tomándolos como un objeto cultural y espacio para la experimentación, creación y aprendizaje colectivos.

Se ha puesto en marcha también recientemente el grupo de trabajo sobre arte y política, coordinado por Brumaria, que propone debatir acerca de la relación entre arte y política en el contexto actual.

En estos momentos estamos preparando para la primavera de 2014 la celebración de un taller de producción colaborativa de proyectos sobre la relación entre ciudad y procomún. La idea es trabajar en relación con las diversas iniciativas ya existentes en la ciudad de Madrid, mediante un taller de prototipado que propicie un debate y reflexión sobre el significado de lo procomún y la cultura digital en la evolución de la ciudad.

¡Actúa!

Entra en la web de http://medialab-prado.es/ o suscríbete al boletín digital semanal si quieres recibir información de las actividades que se llevan a cabo.

Quizás también te interese: El desarrollo debe fundamentarse en crear las condiciones y oportunidades en el contexto local.

——————————————————–

La imagen es de Medialab-Prado
Artículo publicado en Canalsolidario.org

 

Dima Khatib: “Derribar un régimen por Internet no es posible, que nadie se lo crea”

thumb.large.DimaKhatib_lus_tato
Blogger y tuitera incansable, la periodista Dima Khatib ha sido una de las figuras árabes más influyentes en Twitter durante la cobertura de las revoluciones árabes. Visitó Barcelona este verano para participar en el AmnesTea & tuits y allí pudimos hablar con ella.

Políglota, cosmopolita y viajera, comenzó su carrera como periodista muy joven. Desde 1997 trabaja en Al-Jazira y actualmente es corresponsal de la cadena para América Latina.

Periodista, mujer, palestina y nacida en Siria. ¿Qué supone?
Ser mujer en el mundo árabe implica una lucha diaria si quieres cruzar las líneas impuestas por la sociedad, las autoridades, la ley y la familia, para llegar más allá del papel tradicional. Yo tuve mucha suerte porque mi familia tiene mucho respeto por la mujer y eso me ayudó a enfrentar todo lo demás. Por ejemplo, con 30 años, me costó mantener el cargo en la Jefatura de redacción de la sede en Doha y mostrar mi autoridad delante de los hombres. Cuando me enviaban al extranjero siempre se cuestionó por qué se enviaba una mujer y no a un hombre. Y hasta hoy yo soy la única mujer jefe de corresponsalía de Al-Jazira árabe.

Por lo tanto, ser mujer me ha enseñado a esforzarme mucho, a ser más resistente y estar siempre preparada ante cualquier ataque a mi integridad, a mi feminidad y a mi profesionalidad. Ser palestina y siria a la vez me ha enseñado a amar las dos patrias, a luchar por la causa palestina y saber que hay cosas por las que sacrificarse, aunque no lleguen nunca. Sinceramente, no tengo nacionalidad palestina ni siria y eso me ha llevado a hacer una vida un poco errante por todo el mundo, porque conservo mis identidades y, al mismo tiempo, absorbo las identidades y las culturas que voy conociendo.

¿Cuál debe ser el papel del periodismo ante las injusticias del mundo?
El periodista debe ser un ciudadano que entiende y es capaz de levantar las preocupaciones del resto a través de su periodismo para buscar una solución, debe tener sus criterios éticos y morales. Sin embargo, durante estos últimos años, he notado que gran parte del periodismo se ha convertido en la voz de las élites políticas. En el caso de las revoluciones árabes, por ejemplo, no me parece ético que el periodista tenga que ser objetivo, es decir, ir a ver por qué el gobierno está masacrando a la gente que se manifiesta pacíficamente en una plaza.

A mí me han cambiado estas revoluciones porque sentí que, como periodista, tenía que estar con el pueblo. De todos modos, hoy ya no es posible contener las verdades. Esta era se acabó con la llegada de la era digital. Si el periodista no explica lo está que sucediendo en el medio de la empresa que le paga, algún ciudadano lo dirá en Internet. Entonces, los medios se sienten obligados a verificar estos temas y a cubrirlos. Yo quiero llamarlo un nuevo matrimonio entre el periodismo tradicional y el nuevo periodismo, donde los dos se necesitan para poder llegar a una verdad más acertada.

¿Cómo fue tu relación con la guerra de Irak y Afganistán en la Jefatura de redacción en Qatar?
Cuando eres periodista y sabes lo que piensan los políticos, y cada día estás tratando la información que llega de ellos, y sabes que vendrá una guerra y no puedes hacer nada y que los políticos están mintiendo, y luego viene esta guerra y tú estás recibiendo todas las imágenes de ciudades destruidas, de cadáveres, de sangre… te sientes impotente de verdad.

Como una de las jefas de redacción en la guerra de Afganistán e Irak, entre otras cosas, desde Doha, debía revisar imágenes que nos llegaban frescas y escoger cuáles emitiríamos. En aquellos tiempos, la gente no estaba acostumbrada a ver cadáveres como hoy en día. Un día la OTAN dijo que había bombardeado un campamento de terroristas en un pueblo de Afganistán, pero las imágenes que teníamos eran sólo de niños y mujeres, todos muertos. Además, el 8 de abril de 2003, se produjo el ataque contra los periodistas en Irak y murió un compañero de Al-Jazira. Fue uno de los días más tristes de mi vida, allí, en Doha, enviando a los reporteros a salir a hablar en vivo, arriesgando la vida. El día que Bush anunció el fin de las operaciones tuve que hacer un descanso porque no podía aguantar el peso de aquella responsabilidad. Entonces, volví a Asia.

Y luego pudiste cumplir tu sueño…
Sí, ir a América Latina para explicar al mundo árabe su historia a través de las cosas que tenemos en común y aprender de su experiencia. Cuando llegué, comenzaba el éxito de la izquierda en América Latina. Los televidentes de Al-Jazira y yo vivimos la formación de nuevos bloques, donde los suramericanos o latinoamericanos comenzaban a enfocar sus objetivos sin que los Estados Unidos les dijeran cómo debían ser las cosas.

¿Esta acumulación de experiencias te ha ayudado a cubrir mejor las revoluciones árabes?
Sí, creo que ha sido una situación muy excepcional, el hecho de estar muy lejos –en Venezuela– pero sentirme como si estuviera dentro del mundo árabe. Tenía una ventaja enorme por poder expresarme en línea (Twitter, blog, Facebook) con libertad, sin consecuencias para mi salud, seguridad, familia, etc. A la vez, tenía una visión muy globalizada por el hecho de conocer otros procesos revolucionarios, por mi vivencia y por background del mundo árabe o mi experiencia en el norte. Entonces, ofrecía mucho contexto histórico, social, cultural, etc. a los acontecimientos, lo que no puede hacer un periodista o un activista en pleno conflicto. Sobre todo, escribía en idiomas extranjeros, para gente no árabe que quizás no conocía esta realidad.

Ahora sientes responsabilidad hacia las 140.000 personas que te siguen en Twitter…
Siento mucha responsabilidad porque pasan muchas cosas cuando tienes tanta presencia. Primero vas más allá del espacio Twitter; a veces me citan los medios tradicionales. Segundo, cuando digo algo, tiene un impacto sobre ciertas personas y por eso tengo que pensar mucho antes de escribir. En la mayoría de países donde hubo revolución, la gente está confundida y busca respuestas. La idea no es crear conflicto por crearlo, es crear polémica para que la gente dialogue, escuche y conozca el punto de vista del otro. En Twitter, he dejado de escribir cosas que crean polémica sólo por crearla; intento ser más constructiva, pero es más difícil que antes. Además, ahora tengo un enfoque mucho más hacia el mundo árabe porque la mayoría de mis seguidores son de allí.

¿Las revoluciones árabes se producen primero en Internet o en la calle?
Antes de las revoluciones Internet había permitido que una minoría –la elite digital del mundo árabe porque tiene acceso a Internet y a educación– creara un espacio digital para hablar de temas que en la calle no podían por la falta de libertad de expresión y de prensa. Pero derribar un régimen por Internet no es posible; que nadie se lo crea. La revolución en el mundo árabe es el resultado de la frustración de la población que prefería arriesgar su vida antes que continuar en esa situación. Si cayeron los dictadores en Túnez y en Egipto fue porque la población entera salió a la calle, hubo huelgas y se paralizó el país. Cuando esta gente sale a la calle, existe otra estructura en Internet que ayuda a continuar debatiendo e informando: adquiere un rol de convocatoria y permite saber qué está pasando en otras ciudades o intercambiar experiencias entre los activistas de los países árabes. Lo que ha hecho la herramienta, quizás, es acelerar la revolución. Es un mundo paralelo al real, pero no son revoluciones de Internet, ya que, por ejemplo, la gran mayoría de gente no utiliza Facebook y mucha otra no sabe leer ni escribir.

¡Actúa!

Más información en el blog de Dima Khatib o en su cuenta de Twitter.

En el AmnesTea & tuits salió un debate muy interesante. También puedes consultar el documento recopilatorio de Tweets.

Para saber más lee Guerrilleros del teclado, un libro de la periodista Lali Sandiumenge sobre las revueltas árabes.

¡No dejes pasar ni una! Lee más noticias sobre Derechos Humanos y Comunicación Social en Canalsolidario.org y comparte con nosotras tus reflexiones.

Entra en la web de Amnistía Internacional y consulta las actividades que llevan a cabo, ¡implícate!

————————————————————-

En la imagen: Dima Khatib en la entrevista. Foto: Luis Tato (Setmanari La Directa)
Entrevista publicada en Canalsolidario.org

La ciudadanía pone la cuarta en el uso de las TIC para la innovación social

Imatge

El pasado miércoles se celebró en Barcelona el encuentro “Ciudadanía 4.0”, una plataforma para el desarrollo de iniciativas ciudadanas en el marco de las tecnologías de la información y la comunicación-TIC. Este proyecto recoge más de 100 proyectos digitales, incluido también Canalsolidari.org.

Ciudadanía 4.0 es un proyecto de Telefónica Cataluña que recoge iniciativas ciudadanas que hacen un uso crítico o intensivo de las TIC en el marco de la sociedad catalana con el objetivo de promocionarlas para ayudarlas en su desarrollo. De momento engloba más de 100 proyectos de diferente envergadura y temática como la generación de participación, la recombinación de recursos, la estructuración de comunidades, o la visibilización de información con datos abiertos. Canalsolidari.org ha sido clasificado por Ciudadanía 4.0 con las etiquetas de “Medios” y “Solidaridad” y con los objetivos de “Dar acceso/Divulgar” y “Informar/Expresar”.

 

Lo que ha demostrado el primer encuentro Ciudadanía 4.0 del pasado 6 de julio, y ratificó el Consejero de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Ferran Mascarell, en su inauguración, es que estamos viviendo en un momento muy significativo, donde se da la fusión entre una nueva creatividad que se está democratizando cada vez más y un concepto también renovado de emprendimiento. “Las iniciativas presentadas son regalos para nuestra dinámica social”, concluyó el consejero. Y es verdad, si se da un vistazo a las diferentes iniciativas, encontramos de todos colores y gustos.

 

En el encuentro se presentaron 20 iniciativas startups, o bien proyectos consolidados pero con objetivos inmediatos de crecimiento que previamente se habían puesto en contacto con orientadores con experiencia en su campo de acción. Después de las presentaciones también hubo espacio para el networking entre iniciativas y posibles financiadores. La veintena de proyectos seleccionados destacan por su innovación, por su interés en buscar soluciones a problemas grandes o pequeños y por la voluntad de hacer crecer su radio de acción. Todas las iniciativas presentadas son muy interesantes, pero queremos destacar cinco que nos atrajeron especialmente:

 

>> ¿Dónde van mis impuestos?: Iniciativa ciudadana que recoge datos abiertas de ministerios, agencias y otros organismos públicos y que quiere dar más transparencia al uso del dinero público. Oscar Wilde decía que el cínico conoce el precio de todo y no da valor a nada. ¿Te imaginas poder tener una visión clara de cómo el Gobierno gastará tu dinero en los presupuestos de este año? ¿Te imaginas poder hacer presión para que éstos sean sociales y sostenibles?

 

>> Megafone.net: Plataforma de comunicación para grupos de personas en riesgo de exclusión social con la que pueden expresarse públicamente mediante el móvil, así como para fomentar encuentros presenciales. Su reto ahora es crear “Cataluña accesible”, la primera red catalana de personas con discapacidad. ¡Nos gusta!

 

>> Tiching: Este ambicioso proyecto servirá para encontrar y compartir contenidos educativos, personalizar la enseñanza y el aprendizaje, explorar nuevas metodologías, conocer personas y debatir, y en general a ayudar al ámbito educativo desde la tecnología. Porque Google no tiene en cuenta la globalidad de los textos educativos, es posible la creación de un buscador específico que sí lo haga.

 

>> App. de Girona Girocleta: Se trata de una aplicación basada en datos abiertas que se puede descargar para teléfonos inteligentes con la que los usuarios del servicio público de transporte en bicicleta pueden saber, antes de llegar a una de las paradas, cual es la disponibilidad de vehículos en ese momento. Sus retos: llegar a otras ciudades e idiomas, poder tener feedback de los usuarios y trabajar en aplicaciones multiplataforma. ¿Te apuntas?

 

>> Red social de cuidadores y cuidadores familiares: Todo empezó con la alfabetización tecnológica de personas cuidadoras en el ámbito rural para tomar conciencia de su tarea; hoy es un espacio donde poder compartir información, experiencias y conocimientos de igual a igual entre todos los miembros de la red social, y donde obtener información sobre las últimas novedades relacionadas con el sector y la innovación en cuidados de la sociedad del conocimiento. ¿Los y las ayudas a seguir acercando con éxito las TIC a los cuidadores y cuidadoras?

¡Actúa!

Si te has quedado con ganas de saber más, consulta el mapa con todas las iniciativas Ciudadanía 4.0, encontrarás información detallada de cada una de ellas, y también de sus usos y temáticas.

Puedes seguir la retransmisión en directo del acto que hicieron @Ciutadania40@CanalSolidari y muchas otras entidades y personas con el hastag #ciut40. También puedes darle un vistazo a este Tweetdoc deJaume Albaigès que incluye una gran parte de los tuits hechos durante el encuentro.

Si formas parte de una iniciativa ciudadana que utiliza las tecnologías de la información y la comunicación de forma crítica, rellena el formulario y házsela llegar. ¡Aún estás a tiempo!

¿Te gusta nuestro proyecto Canalsoldiario.org? ¿Cambiarías o mejorarías algo? Puedes darnos tu opinión aquí y… ¡la tendremos en cuenta!

———————————————————————————————-

En la imagen: Espacio de networking. La foto es de Paco Fernández, @pacoxxi en Twitter
Noticia publicada en Canalsolidario.org

 

 

Wikileaks, ¿una revolución? Tres voces expertas nos dan su opinión

w
Los últimos meses mucho se ha hablado de Wikileaks. Hoy, cuando aún quedan miles de cables para publicar, ¿deberíamos considerarlo un símbolo de la revolución del siglo XXI? Para tener más pistas, hemos preguntado a tres cracks en TIC: ¿es Wikileaks el inicio de una nueva era del Periodismo?

Tíscar Lara
Wikileaks supone un hito como forma de organización promovida desde movimientos sociales que han utilizado internet como plataforma de coordinación. Su valor no está tanto en el QUÉ se ha desvelado sino en el CÓMO y por QUIÉNES, desafiando todos los sistemas de seguridad institucionales al crear nuevas maneras de intercambio de información bajo la lógica de la cultura p2p.

Sin embargo, su estrategia de difusión de recurre a métodos de legitimación tradicionales al canalizar la publicación de sus datos en medios mainstream. En lugar de difundir de forma directa la información para su reutilización directa por parte de los ciudadanos, ha optado por ciertos mdc como canales privilegiados para actuar de intermediarios y aportar su propio filtrado periodístico.

Jaume Albaigès
Lo que es nuevo es la posibilidad de hacer filtraciones de forma masiva y más o menos anónima y segura y con una proyección global. En este sentido, la tarea de Wikileaks como facilitador del proceso es importante y positiva. Además, ha creado escuela. Pero encontrar información relevante entre tantos datos no es sencillo y requiere de especialistas y/o de muchos ojos voluntarios.

¿Y qué pasará cuando se lleven publicados 10.000 o 100.000 cables diplomáticos de los 250.000 que tiene en su poder Wikileaks? Quisiera pensar que al día siguiente de una revelación relevante no todo seguirá igual que el día antes y que la ciudadanía reaccionará, pero, ¿y si no es así? Si a pesar de saber ahora a ciencia cierta tantas cosas que se sospechaban nada cambia a la ciudadanía, su aportación podría ser infecunda.

Pablo Garaizar
No lo creo. Wikileaks sí que provoca cambios, pero pocos de ellos afectan al periodismo. El primero es que todas las embajadas y organizaciones gubernamentales entienden que los cables y otros medios similares no son seguros y por lo tanto dejarán de emplearlos para transmitir mensajes confidenciales. Los mdc de masas son dependientes de la publicidad y difícilmente se animen a nada que pueda dañar su relación con sus principales compradores: gobiernos y multinacionales.

Además, Wikileaks nos demuestra que quien reta al poder a cara descubierta se enfrenta a todo, desde el desprestigio público, la persecución judicial hasta la tortura y eventual muerte. La nueva era de la comunicación y el periodismo no puede depender de este tipo de mártires de la era digital.

¡Actúa!

Puedes contactar con entidades que trabajan con las nuevas tecnologías y la comunicación en tu ciudad o provincia, a través del directorio de Organizaciones de Canal Solidario.

Puedes leer otras noticias relacionadas con nuevas tecnologías publicadas en Canal Solidario.

Si no sabes por dónde empezar y quieres saber más sobre acceso a nuevas tecnologías y activismo en red, quizás te interese conocer Masticable.

————————————-
La imagen es Wikimedia Commons
Artículo publicado en Canalsolidario.org